Archivo de la etiqueta: PositHIVo 0

El Lado Positivo: Mi amiga del alma

icon twitter PositHIVo0

Al siguiente día tenía que despertarme temprano para ir a la rodada. Como había contado anteriormente, en aquel tiempo hacía mucho ejercicio, y el ciclismo era algo que practicaba regularmente. También durante esa época, una persona alcoholizada había atropellado y matado a un ciclista en la Huasteca (un parque ecológico cerca de la ciudad, al que la gente acude, entre otras cosas, a entrenar), por lo que un grupo de ciclistas habían organizado una rodada en su honor para poner un monumento donde había ocurrido el accidente.

Seguir leyendo El Lado Positivo: Mi amiga del alma

El Lado Positivo: “Estoy seguro que vas a ser un ejemplo bien cabrón”

icon twitter PositHIVo0

El resto de la tarde pasó sin ninguna novedad. Comí con mi familia (todos los sábados comemos juntos), y luego anduvimos viendo casas, ya que en ese entonces yo estaba por comprarme una para dejar de vivir con mis padres. A mi familia no les quise decir que tenía VIH. Se me hacía algo demasiado fuerte para ellos. Aparte que, aún existía una pequeña posibilidad de que no fuera cierto, y no quería agobiarlos con una noticia que pudiera resultar falsa.

Seguir leyendo El Lado Positivo: “Estoy seguro que vas a ser un ejemplo bien cabrón”

El Lado Positivo: El despertar del segundo día

icon twitter PositHIVo0

Después de una noche muy intranquila, llena de sueños raros y pesadillas, desperté a la realidad. Mi amigo Chris estaba acostado a un lado mío, y platicamos un poco de cosas sin importancia. No sé qué estaría pasando por su cabeza, pero imagino que quería distraerme de lo que él si sabía que estaba pasando por la mía. No podía dejar de pensar que tenía VIH, y estoy seguro que se me notaba en la cara.

Seguir leyendo El Lado Positivo: El despertar del segundo día

El Lado Positivo: Enfrentándome a la realidad del VIH

icon twitter PositHIVo0

Estuve llorando un buen rato más. Pensaba que ya me había quedado seco por todo lo que lloré en la tarde, pero por lo visto todavía tenía mucho más guardado. No recuerdo cuanto tiempo pasé así en mi cama, esperando que pasara algo, que alguien me dijera que era un mal chiste. Quería despertar de la pesadilla, pero por más que intentaba despertar, no pasaba nada, seguí exactamente en el mismo lugar, en el mismo momento, enfrentándome a la cruel realidad. Tenía VIH y no podía hacer nada al respecto.

Seguir leyendo El Lado Positivo: Enfrentándome a la realidad del VIH