Archivo de la etiqueta: marcelo

¿Por qué nos avergüenza hablar del sexo abiertamente?

Marcelo   icon twitter facebook fb icon

La mayoría de nosotros fuimos educados bajo la religión católica, para la cual cualquier cosa que tenga que ver con el cuerpo y sus partes nobles es básicamente pecado, malo, te irás al infierno si no te dejas ‘ay.

Algunos tenemos la fortuna de superar esos traumas, pero otros no, así que, van por la vida sintiéndose mal por ser sexualmente activos o peor aún juzgando y señalando a quienes lo hacen, hoy les contaré lo que pienso sobre eso.

Recuerdo que hace años en medio de la peda, una amiga y yo, nos preguntamos qué tan puta había sido cada quien en el transcurso de nuestras veintiañeras vidas, en ese entonces mi lista ascendía a una veintena de hombres, actualmente ya perdí la cuenta sin contar que estuve en una relación por un par de años, cabe mencionar que antes era tan ingenua que no sabía diferenciar entre coger y fajar, para mí era lo mismo, mientras estuviéramos desnudos en la misma cama, ya contaba como acostón, no faltaron las expresiones de mi amiga:

¡Uy pues ya estás bien correteada!¡Pues tú has sido más puta que yo! ¡Es que los hombres son más promiscuos!

Comentarios que en su momento me parecieron normales, sin embargo en ese entonces aún sentía la necesidad de no comentar sobre mi historial con alguien más, ya saben, fueran a enterarse que en esos días no dejaba uno pa’ compadre, confirmando que efectivamente era un promiscuo o mejor dicho era bien puta.

Ahora que vivo los treintas me doy cuenta que ese tipo de temores por dejar saber que tan promiscuo se ha sido sigue afectando la vida de las personas, creo yo especialmente entre mujeres y hombres gay, aunque han pasado los años, se sigue señalando aquel o aquella que tiene colección de hombres, nos atrevemos (me incluyo) a llenarnos la boca diciendo “Uuuuy no, a ese ni lo voltees a ver es bien puta” “Uuuuy no esa ya se echó a toda su colonia” dicen que la zorra no se ve la cola e incluso he escuchado que se hacen diferencias entre putas y zorras, ya saben, las primeras consuman el hecho, las segundas no, el punto es que aparte de juzgar sin razón a quienes viven abiertamente su sexualidad en ocasiones quienes lanzan la piedra lo hacen estando debajo de una marquesina, para que nos les vaya a caer una de regreso. 

Es típico esconder ese historial de amantes cuando estamos quedando con alguien, porque vaya a pensar que ya estás demasiado usado, ese tipo de pensamientos si lo piensan bien es de lo más machista, en el caso de las mujeres hasta misógino.

En la última ocasión que creí estar quedando con alguien cuando salía el tema de la frecuencia con que se tenía sexo, llegué a mentir por temor a que saliera corriendo al darse cuenta que apenas la noche anterior había tenido acción cuando él llevaba casi un mes sin sexo, es decir ¿por qué nos avergüenza hablar de ello abiertamente? ¿Por qué tener que mentir por algo que en su momento se disfrutó y causó placer? ¿Por qué una necesidad básica aún sigue siendo un tema controversial que provoca prejuicios?

Si viéramos el lado positivo del asunto, nos daríamos cuenta que una persona con un historial amplio podría representar en una experiencia sexual inolvidable al estar con alguien experimentado que sabe lo que hace y no con alguien que probablemente no sepa ni besar ¡Aaaaaah verdad! 

Factores como la religión, la poca educación sexual, el seguir censurando la desnudez humana sea erótica o no, habla de una sociedad que maneja una doble moral, que no se ha avanzado lo suficiente como para cambiar paradigmas, cambiar conceptos y por supuesto maneras de pensar y actuar.

No dudo que existan personas que les importe una hectárea de verga parada lo que los demás piensen de su vida sexual y como la llevan, cabe mencionar que solo me refiero a la vida sexual como tal el que lo hagan con protección es otro cantar.

La invitación es como siempre a ser más abiertos en particular en estos temas, los cuales pueden afectar nuestra vida negativamente y sobre todo evitar el enjuiciar a los demás así como a nosotros mismos, seamos diversos y felices, hasta la próxima.

Marcelo 😉

Mundo Polarizado y qué tiene que ver Trump con eso

Marcelo icon twitter facebook fb icon

¿Cómo que mundo polarizado? Con los recientes acontecimientos en el vecino país gringo, en el cual el martes por la noche nuestro peso aparentemente se aventó un clavado como si estuviera en la quebrada de Acapulco y el dólar se fue por las nubes con el triunfo del señor Donald Trump, lo cual sacó de balance a medio mundo (literal), hay opiniones de todo tipo, aparentemente nadie está fuera del tema, para todo el mundo Trump es el malo del cuento, pero ¿En realidad lo es?

Platicando con una amiga, mientras se nos iban las horas enumerando las trastadas que nos habían hecho esas personitas que nos traían de cabeza y con el corazón roto, caí en cuenta que siempre nosotros éramos los buenos y ellos los malos, olvidándonos que también son seres humanos con defectos y virtudes con días buenos, malos, regulares y sobre todo, que tienen una historia por la cual son así.

Esa tendencia a polarizar siempre las situaciones dándole el papel de malo a uno y el de bueno a otro, lo hacemos todo el tiempo, pocas veces nos ponemos a pensar que al tomar el papel del “bueno”, nos estamos victimizando, cosa que nos vuelve irresponsables de nuestros actos, de la correlación y corresponsabilidad que adquirimos al formar parte de la vida de alguien más, sea por el tiempo que sea; a la gente no nos queda claro que estamos más conectados de lo que pensamos, nos dividimos en clases sociales, colores, niveles de inteligencia, agreguen cuantos factores gusten, pero todos invariablemente terminaremos encarando a la muerte de alguna u otra manera y cuando eso pase no nos llevaremos absolutamente nada.

¿De qué va todo este discurso/ choro mareador? Pues de tratar de sembrar una semilla en quien lea esto, para que abra su mente a una realidad, la cual consiste en hacerse responsable de lo que hace, dice, piensa, porque aunque suene trillado somos los co creadores de nuestra vida, ya sea que crean en un Dios o no, en un ser más allá de lo invisible tipo el ojo thundera, es un hecho que tú y solo tú decides sobre tu vida, no Trump, no tu ex, no tu papá, no nadie, solo tú, si le permites a alguien más controlarte, hazte consciente de eso y hazte responsable, no busques culpables o malos del cuento porque tú eres quien permite y autoriza sobre la vida que se te dio.

Viendo la serie de comentarios y memes en las redes sociales sobre lo alarmante de la elección de Trump como presidente de Estados Unidos, analizándolo desde varios puntos de vista podemos darnos cuenta de que ese señor es el reflejo de la gente que va gobernar, podemos hacer una larga lista de defectos que tiene el susodicho y su gente, pero ¿cuántos de esos defectos los tenemos nosotros?

No podemos negar que en México somos buenos para menospreciarnos entre nosotros mismos, recordemos que nosotros tenemos el mal del cangrejo, lo cual no está tan padre, razón por la cual algunos asuntos siguen sin cuajar en este país; es ahora cuando regreso al punto que mencioné al principio, estamos conectados, somos espejos y lo que nos choca de alguien, nos checa a nosotros ¿lo habían considerado? Tomando en cuenta que somos un espejo, en el cual se reflejan las cosas buenas y las no tan buenas, que todos somos instrumentos de todos, que nos guste o no, a diario nos mostramos lo mierda que podemos llegar a ser, que no hay malos ni buenos, solo personas que están haciendo lo mejor que pueden en esta vida.

Este texto no es en son de regaño, no estoy a favor ni en contra de nadie, el único objetivo es tratar de expandir conciencias, de aportar algo diferente a los memes y a los comentarios de alarma y pánico. Ciertamente no soy perfecto y caigo en todas las actitudes aquí descritas, pero estoy en el camino de cambiarme, seamos más diversos, más conscientes y sobre todo más felices.

Marcelo 😉