Querido egoísta: ¿qué sientes…?

  Mostro Vacci

 

Cada vez me encuentro más seguido contigo, veo que las calles se están llenando con gente como tú y honestamente me da miedo por lo que eso representa para el futuro. No creo que seas una mala persona, simplemente creo que tus acciones a veces dejan mucho qué desear. Puedes ser hombre o mujer, en realidad no importa, tu valor como ser humano es al mismo y tus acciones van más allá de tu sexo, hay que considerar que una mala acción es una mala acción y punto.

Por ejemplo, siempre me he preguntado qué sientes cuando haces cosas que sabes perfectamente que afectan a otras personas. Esas acciones que no puedes fingir que no te das cuenta de que son malas, crueles o simplemente desconsiderado. Así que en este espacio quisiera hacerte esas preguntas:

¿Qué sientes cuando entras al baño y dejas el lugar sin bajarle a la palanca, o peor aún, cuando agarras un montón de papel y dejas listo el excusado para que cuando la siguiente persona que llegue y le baje solo descubra que está completamente tapado el caño? He visto eso mucho a través de los años y nunca he podido evitar sentir un poco de tristeza ante la bajeza del acto. Si lo hiciste para inundar el baño o para causarle más trabajo a la persona que se queda con la responsabilidad de arreglar el marranero que hiciste, de igual manera habla mucho sobre el tipo de persona que eres, aparte de ser algo antihigiénico y desagradable, ¿ganas algo con ello? ¿acaso le cuentas a tus amigos en las fiestas lo que haces y ellos te felicitan y te dan la mano en aprobación? No creo, pero si te has rodeado de gente que lo hace, qué bola de personas tan desagradables.

¿Qué te ganas con ir en el transporte con las piernas tan abiertas o con la mochila o bolsa gigantesca estorbando tanto que le quitas el lugar a otra persona o empujando a los demás con tus cosas sin importarte que tus acciones son molestas? ¿Es esa la forma en que te das a conocer al mundo, es esa la manera que sientes que tu presencia se nota? Ya te vimos, por favor quítate del camino y deja de molestar a otras personas. Sabemos que es tu mundo y que nosotros sólo habitamos en él, pero igual podrías tener un poco de consideración. Honestamente estoy cansado de ser cacheteado por bolsas en el transporte porque ni te fijas hacia dónde vuelan cuando te mueves. Te pasas. Igual si tus testículos o tu pene son tan grandes que ocupan su propio espacio en el transporte, deberías ir al médico a que te revisen, podría ser un problema.

¿Qué placer te da poner tu música a todo volumen afuera de tu casa a las seis de la mañana? Deberías estar consciente de que no todos somos fans de las canciones que te gustan. Algunos que normalmente nos levantamos a las 4 am para trabajar preferimos dormir un poco más tarde cuando se presenta la ocasión, y el hecho de tener que preocuparnos de que va llegando el apocalipsis porque empieza a vibrar toda la cuadra por tu concierto puede ser muy agotador.

¿Qué se llena dentro de ti cuando haces menos a alguien, te hace sentir muy grande cuando le dices cosas crueles a las personas? Cuando hablas con una persona que limpia y tú te sientes de más valor, ¿sientes placer al ser una persona despectiva? ¿Crees que reflejas una más alta educación al desvalorizar a otros o que así impresionas a otras personas que son igual o más pedantes que tú? Al parecer no has considerado que gracias a ellos tu espacio está limpio y que gracias a ellos hay muchas actividades que son posibles de realizarse. No es poca cosa el trabajo que hacen y no es de menos importancia. Son actividades diferentes. Al final de cuentas, ¿qué sería un doctor sin una enfermera o una escuela sin secretarias o una empresa sin personal de limpieza? Un caos.

¿Qué revive en tu corazón cuando me ves y me insultas o me das tu opinión sobre lo que soy o lo que tú supones en tu mente que soy? ¿Te crece el pene dos centímetros cada vez que diriges palabras venenosas hacia mí? ¿Te aseguras un lugar en el cielo junto a tu dios cruel y elitista cada vez que me dices que soy una abominación y que estoy condenado al infierno porque soy quien soy, por ser gay o vestirme raro o tener la voz aguda o por lo que sea que tú consideras “malo”? Si es el caso, pues qué bien. Felicidades, si no, entonces habrás plantado una semilla más de odio e ignorancia en el corazón de tus hijos, qué triste caso.

¿Sucede algo agradable en tu ser cuando eres una persona enfadosa, corriente y estereotípica? Como cuando le haces un escándalo a tu novio en plena vía pública, a veces sin tener nada de qué hacerlo, pero para ver cómo reacciona (y sí, le he preguntado a varias mujeres por qué lo hacen y su respuesta ha sido que es para poner a prueba a sus novios, pero que cuando el novio se enoja, entonces ellas se enojan de verdad y entonces ya hay un problema serio). Algo ha de sentirse de placer con usar los hijos como un arma contra tu ex, para hacerle la vida imposible, y si puedes, para alejarlo de cualquier pareja potencial que pueda tener. Algo crece y se nutre dentro de ti, porque lo haces con tanta pasión que no encuentro otra explicación. Claro que hay de casos a casos, yo menciono a los que he visto en persona. En esos casos me he topado con las mujeres que envenenan la mente de sus hijos simplemente por el afán de joder. Eso se me hace una crueldad muy grande y una señal clara de egocentrismo.

¿Te gusta saber que por un momento eres el centro de atención cuando te paras en la calle a media banqueta estorbando el paso para revisar tu celular sin importarte un comino el hecho de que estás deteniendo a otras personas? ¿En realidad es tu sentimiento de inferioridad tan pesado que la única forma que sabes que notamos tu existencia es de forma negativa? Al parecer sí. Triste tu caso, triste.

Con todo lo que sucede en el mundo, tanta negatividad y oscuridad, ¿en realidad necesitamos agregarle más con nuestras acciones negativas? El tirar un papel o una botella en el suelo sólo agrega una basura insignificante a una gran ciudad como la mía, pero somos como cuatro millones de persona aquí. Si todos pensamos igual, sería un completo asco vivir aquí, estaríamos rodando en la porquería. Así también pasa con las ideas negativas, con el odio y el veneno, hay personas que lo escupen constantemente pero no por eso quiere decir que todos queremos estar nadando en él.

Y ustedes hermanos, hermanas, ¿qué opinan? Compartan… si se atreven…

Saludos afectuosos.

Mostro.

claricelecter@hotmail.com


2 pensamientos en “Querido egoísta: ¿qué sientes…?”

  1. en ocasiones pienso que es falta de conciencia sobre como estamos actuando, estamos tan inmersos en nuestros munditos que ignoramos como muestras acciones afectan a los demas, sera que en su misma casa actuan de la misma manera??, o solo les importa un cacahuate y prefieren que el mundo arda?, por que si camino y veo que esta una basura en el suelo no la levanto y la llevo a depostar a un bote de basura?, es mi falta de consiencia?, o pienso que hay alguien que se debe responsabilisar de eso y no yo?, todos somos responsables y tenemos el poder de cambiar las cosas, pero no todos son fuertes para hacerlo, es verdad, es mas facil gritarle a alguien por que no te entiende o te causa molestia, que tomarlo con calma y explicarle si existe la oportunidad, no se a fin de cuentas, llego a pensar que es blanco o negro, o eres educado o grosero, o bueno o malo, pero ese es mi punto de vista, eso si, trato de perdonar siempre a aquellos que me llegan a afectar, pero eso no significa que ellos hayan aprendido algo si no se los menciono, por que de esa manera solo estoy ignorando, hay que decirlo!, sorry pero derrepente me ondeo!!!

    1. No ocupas disculparte, chica bella. Es interesante y refrescante ver opiniones nuevas. De perdida así me doy cuenta si alguuien lee mis delirios. Jajaja. Te mando un gran abrazo.

¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.