Momentos de Familia en Navidad

Estando a pocos días navidad, quiero centrar el artículo del día de hoy a hablar sobre el significado de estas fiestas decembrinas y la familia. Hay algunos que estas fiestas y días significa reunirse todos, más cuando la familia viene de otros estados, países, etc., y se da la oportunidad de tener esas reuniones de alegría y emoción. Pero, por otro lado, también es unas fechas que para otros es algo difícil y tenso de llegar a estas fechas; uno, porque llegaron a perder algún familiar y dos, porque se sienten solos, terminaron alguna relación, perdieron empleo, etc.La cuestión es que la navidad, no es simplemente es esa época donde la familia se reúnen, comen, beben, se dan regalos, etc., sino también es esa oportunidad de dejar a un lado esos conflictos familiares, envidias, odios y todas esas cosas que de alguna manera u forma tuvieron algún problema con algún miembro de tu familia. Si nos damos cuenta, hoy en día, es la época del año en donde realmente nos comportamos como familia y que realmente gozamos al estar juntos y disfrutar esos momentos recordando viejos tiempos y anécdotas de nuestras infancias y el poder ver a esos familiares que tenías tiempo de no ver.

De forma genérica se puede decir que para que estas fiestas sean lo más agradables posibles, es necesarios que nosotros mismos nos dosifiquemos, que bajemos expectativas a la hora de satisfacer y ser satisfechos: no hay nada peor que tener que disfrutar de algo por obligación. Si nos “obligamos” a que la navidad sea un momento de tranquilidad, encuentro, diversión e ilusión, es muy probable, paradójicamente, que sea incapaz de conseguirlo.

Por otro lado, a los problemas que pueden surgir en estos días derivados de las relaciones con la familia, habrá que añadir también el posible balance del año transcurrido y los proyectos para el próximo. Recordar malos momentos, personas fallecidas, incertidumbres futuras, ayudarán poco. En cualquier caso, en algún grado es inevitable y por tanto lo más importante será presionarnos lo menos posible con las exigencias en nuestra relación social. No esperes que en estas fechas cambien viejos problemas familiares, si quieres hacer algo por resolverlo es más eficaz hacerlo durante el resto del año, normalmente en este tiempo los problemas, debido al aumento de la convivencia y de las diferentes tensiones, tienden a aumentar.

Solo puedo decirles que FAMILIA solo hay una, y en estas fechas no es momento para andarse con pendejadas, sino más bien es el momento de dejar todo atrás y gozar ese momento, porque nunca sabrás cuando será la última vez que lo hagas.

¡Felices Navidad y Próspero Año 2018!


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.