repulsión al ver hombres besándose

Chicos heterosexuales sienten repulsión al ver hombres besándose: Estudio

De acuerdo a una nueva investigación, cuando hombres heterosexuales miran una foto de una pareja del mismo sexo besándose, su estrés psicológico es el mismo que cuando ven una fotografía de gusanos o larvas.

Los hallazgos vienen de un reciente estudio de Canadá, el cual monitoreó como 120 hombres identificados como heterosexuales respondieron a una serie de fotografías. Estas imágenes incluían unas de parejas LGBT e interraciales mostrándose afecto, objetos del día a día como clips de papel y algunas destinadas a provocar disgusto, como los gusanos.

Después de cada diapositiva, una muestra de saliva fue tomada de los participantes para buscar un aumento de los niveles de la alfa-amilasa salival, una enzima normalmente ligada con la respuesta al estrés y a la repulsión. Los investigadores encontraron que en la mayoría de los hombres, un aumento en la enzima fue no solo detectado cuando veían parejas del mismo sexo besándose, sino que era mayor que cuando veían imágenes asquerosas.

“Es difícil establecer específicamente lo que significa”, dijo el autor del estudio Karen L. Blair. “Pudiera significar que los participantes encontraron las imágenes de parejas hombres del mismo sexo besándose, igual de repugnantes que las imágenes asquerosas. Pudiera significar que tuvieron una respuesta de ansiedad a las parejas de hombres besándose y una respuesta de disgusto a las imágenes asquerosas, pero fisiológicamente, no podemos saber la diferencia entre ambas emociones.”

Blair explica que las respuestas fisiológicas no necesariamente se alinean con los prejuicios sexuales expresados por los participantes, lo que significa que el aumento de la enzima fue parecido tanto en hombres que dijeron no tener prejuicios hacia las personas LGBT tanto como en los que dijeron que si los tenían.

Mientras los investigadores están vacilantes sobre establecer una conexión directa entre los hallazgos y el aumento en crímenes de odio hacia la gente LGBT, si creen que los resultados desmitifican la “defensa de pánico gay“.

Claramente, la gran mayoría de individuos que ven muestras de afecto en público de personas del mismo sexo no responden con violencia, indicando que cualquier respuesta fisiológica que haya sido encontrada aquí, por pequeña que sea, no es evidencia de un pánico incontrolable y abrumador, como lo sugiere la “defensa de pánico gay”.


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.