Cosas que a nadie le importan

 

Hoy en día hay tanta difusión de un sin número de cosas, situaciones, personas y justamente de algunas personitas son de las que les voy a contar en esta edición de las cosas que a nadie le importan y créanme no son cosas buenas, bueno es mi punto de vista, sigan leyendo para que se enteren quiénes son y me comenten si les pasa lo mismo con las susodichas.

Con el boom de las Kardashians se abrió la caja de Pandora de las celebrities express las cuales a simple vista pareciera que no tienen ningún mérito para la fama que tienen, pero dicen que la culpa no es del indio sino de quien lo hace compadre, es decir, ellas hicieron su luchita por llegar a donde están y la gente que las tienen en un pedestal hicieron el resto, pero no les voy a contar sobre las Kardashians, bueno, una parte del clan, sino sobre Bella Hadid, Emily Ratajnosequé (su apellido es peor que trabalenguas) y Kendall Jenner ¡No las soporto! Ya nada más falta verlas en la sopa, las revistas se deshacen en halagos con cada aparición que hacen y vaya que se la pasan de fiesta en fiesta, de evento en evento, en entregas de premios, ceremonias en las que según yo ni siquiera deberían estar ¿Qué tienen que ver esas flacuchas desgarbadas con el festival de Cannes? Si apenas saben posar frente a una cámara ¿que de plano los eventos a los que asisten estas tres carecen de interés que necesitan llevarlas para medianamente figurar en la prensa? No lo creo.

Déjenme contarles que es lo que me provoca esta incontrolable exasperación por este trío y voy a empezar por Bella Hadid, según yo esta chava debería traer el modelaje en las venas, porque la mamá y sus hermanos también modelan (tampoco soporto a su hermana Gigi) pero creo que la mamá tampoco era tan buena para modelar, porque, no me provoca nada esta chamaca, mismo caso de Kendall, sus fotos son tan planas  como su figura y  su cara operada, esta chamaca está más intervenida que las líneas telefónicas de Carmen Aristegui y rematando con Emily, bueno esta si tenía más vela en el entierro, me refiero al festival de Cannes, esta actúa y modela, pero tampoco es la actriz que Hollywood esperaba, me parece sobre sexualizada, a la menor provocación enseña piel, con la misma cara, obvio, no es por comparar pero lo que hacen estas nuevas “top models” no es modelar (salvo algunas como mi Cara Delevingne, pero ella ya es más actriza) hacen la misma cara y poses en todas las campañas y fotos, porque el fotógrafo no puede hacer toda la chamba, vuelvo a lo mismo, la culpa no es del indio, me gustaría saber quién tuvo la brillante idea de pensar que estas chamacas tenían potencial, que diferencia con una Tyra Banks, una Cindy Crawford (su hija sí que heredó su talento) una Linda Evangelista, estas mujeres proyectaban emociones. No temían cambiar su imagen en pro del trabajo final.

Lo que me exaspera de estas tres es verlas en todos lados, habiendo tantas modelos, con más potencial que ellas, porque tiene que acaparar el mercado, me parece inaudito que las marcas que las contratan sean tan poco creativas y elitistas al no permitirles a otras personas ocupar los espacios que ellas tienen, dicen que el sol sale para todos, pero en el modelaje me queda claro que no, porque no creo que estas niñas cubran todos los perfiles, en fin, espero pasen pronto sus cinco minutos de fama o descubran otras modelos que luego se hagan actrices para que esto tenga variedad y movimiento, mientras tanto, sean diversos y sean felices nos leemos en la próxima.


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.