Cosas que a Nadie Le Importan

 

De esas veces que uno cree que no tiene nada que hacer más que sentarse en su lugar favorito con celular en mano dispuesto a ver cuanta publicación salga en Facebook, ya saben memes, vídeos de todo tipo, hombres semidesnudos y justamente de estos últimos es de lo que les quiero contar en esta ocasión, en particular de uno, el modelo convertido en chef Franco Noriega (se muerde el labio inferior), sigan leyendo para que se enteren de una de esas cosas que a nadie le importan.

Recuerdo que fue una mañana cuando conocí a Franco Noriega, revisaba Facebook mientras desayunaba, cuando de repente en una publicación gringa veo un vídeo de un hombre con un cuerpo moldeado por las manos de los dioses del Olimpo, que estaba en una cocina en bóxers de donde saltaba a la vista un paquete lo bastante prominente, vaya,  la tela de ese bóxer era tan delgada que era evidente que el tipo estaba circuncidado (Holy Mother of God), les juro que tuve que ver el vídeo tres veces para enterarme de lo que estaba preparando, creo que era un pudín de chía o algo así, lo primero que vi fue a ese monumento de hombre, después el prominente paquete, recuerdo que ese día llegué tarde a la oficina (cuando era Godínez) porque después de ver el vídeo varias veces, empecé a investigar quién era Franco Noriega y como soy muy buena onda les voy ahorrar la búsqueda, resulta que este muñeco es originario de la tierra de la señorita Laura, o sea Perú, radicado en New York, dónde supongo empezó a hacer carrera como modelo, para después convertirse en chef, tiene dos restaurantes en la mencionada ciudad y ahora aparece en programas de televisión tanto gringos como de Latinoamérica.

Bueno, hasta aquí todo va bien, aquí viene el por qué es una de esas cosas que a nadie le importan; hace poco mi marido (Franco Noriega) publicó en su página oficial de Facebook una fotografía de su maravilloso torso al descubierto, vistiendo únicamente unos pants que dejaban ver el nacimiento de su vello púbico (Holy Mother of God) y pues curioso que soy, revisé la sección de comentarios en la que, la mayoría mujeres, criticaban severamente la fotografía, que si le hacía falta depilarse el pecho, que si era de mal gusto mostrar el vello púbico, lo tachaban de tener poca credibilidad como chef al promocionar su trabajo y su restaurante exhibiendo su cuerpo, que si estaba de más el aparecer semidesnudo en sus vídeos, yo creo que hasta de oportunista no me lo bajaron, obviamente los hombres gay se desmoronaban en halagos y propuestas de todos los tonos de rojo intenso que existen en Pantone.

Me queda claro que cada cabeza es un mundo, que en gustos se rompen madres y géneros, pero por favor háganme el favor de dejar en paz a este muchacho, porque es más que evidente que está aprovechando sus atributos físicos para hacerle promoción a su negocio, a lo cual no le veo nada de malo, incluso me atrevo a asegurar que todas esas mujeres que lo criticaron tan severamente harían lo mismo que él en una situación similar, es decir, para la gente es muy fácil juzgar el proceder de los demás, especialmente de las figuras públicas, lo que me reconforta es que seguramente él ni ha leído esos comentarios y si lo hizo, le vienen valiendo dos hectáreas de su miembro bien parado. Se nos olvida que aunque la gente sea famosa, no deja de ser humana, me parece muy válida la promoción que hace el tipo, soy partidario de la exhibición del cuerpo humano, sea como sea, la desnudez es hermosa y más si te llena el ojo, todos somos libres de expresar lo que pensamos, pero en ocasiones es mejor guardarnos eso comentarios para uno mismo, ya que en ocasiones corremos el riesgo de evidenciar carencias propias.

Lo cierto es que el muchacho está para presentarlo con los papás como el novio oficial, también es cierto que el caballero seguramente seguirá compartiendo ese tipo de fotos en sus redes sociales (afortunadamente). Mientras tanto, espero disfruten las fotografías anexas a esta publicación y tratemos de juzgar menos y disfrutar más, sean diversos y sean felices, nos leemos pronto.

 

Marcelo 😉

 

Texto extraído del Blog Benditos 30s El diario de Marcelo, síguelo en sus redes sociales.


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.