Atuendo multitask

Típico que sales de tu hogar con un atuendo para cierto evento  o considerando que estarás en una misma actividad todo el día hasta que recuerdas que tienes que asistir a ese evento social el cual no recordabas y tu teléfono justo te está avisando mientras atraviesas la ciudad, para lo cual no tienes tiempo de regresar a casa a cambiarte, es en ese momento de la vida en que de verdad no sabes cómo vestirte y justo de eso quiero contarte en esta ocasión, cómo estar presentable sin  fracasar en el intento.

Ya sea por la distancia, por la ajetreada vida profesional o incluso por el clima, en ocasiones no sabemos ni qué ponernos, porque ya sea que esté fresco por la mañana, que en la tarde queramos andar más ligeros por el intenso calor o vestir un poco más relajados por si se nos presenta una visita al cine por la noche, son factores que pueden desquiciar a cualquier persona, agregando la falta de tiempo para poder hacer algún cambio de ropa, lo que está siempre en la mente es poder estar vestidos de acuerdo a la ocasión, porque recuerden que la etiqueta la marca el lugar, no es que esté mal llegar al cine en traje de 3 piezas o con vestido largo y peinado de salón, simplemente no, esos atuendos son para otro evento por supuesto.

Si han llegado a este punto seguramente ya estarán esperando los tips para poder disipar la angustia que genera el no saber que ponerse para afrontar una semana laboral llena de eventos y compromisos tanto laborales como sociales, sin más preámbulo entremos en materia.

1.- Organización. Es importante llevar un control de los compromisos que tenemos, así como saber el lugar y horario de los mismos, la información es poder y al llevar una agenda de todas las citas que tenemos será la pauta para saber qué vestir. Basta con dedicar un par de minutos para revisar nuestra agenda un domingo por la noche, ya sea que se haga un plan de atuendos en físico (armar conjuntos) o bien que se tenga ya una idea de qué vestir, tengamos en cuenta que no estamos considerando en lo absoluto la posibilidad de ir a casa a cambiarse de ropa.

 

2.- Considerar la tela de las prendas. Aquí es donde se podría complicar un poco la situación, ya que, como mencionaba antes, el clima actualmente puede ser tan cambiante, ya sea que esté despejado por la mañana, por la tarde llueva y en la noche esté frío, la sugerencia es llevar siempre una prenda de abrigo, de corte clásico, en colores sólidos (negro, azul o gris) puede ser un blazer, un cardigan, esta prenda puede ser de materiales abrigadores sin que llegue a ser bromoso, en ambos casos, un trench sería la opción ideal, ya que incluso sirve en caso de lluvia; para el resto del atuendo se sugiere prendas de algodón o materiales frescos, en el caso de las mujeres pueden ser prendas de gasa, cuidemos que la prenda de abrigo armonice con el resto del conjunto, en cuestión del calzado, optar por lo cerrado.

3.- Medio de transporte. Como último punto a considerar es la forma en la que nos movemos por la ciudad, ciertamente quienes tienen auto pueden almacenar un par de prendas, calzado y accesorios en el mismo, lo cual facilita el poder hacer un cambio más radical, lo cual es lo ideal, sin embargo podemos no contar con el tiempo de hacer dicho cambio, por lo cual se sugiere, vestir prendas que sean fácil de combinar, para que solo sea necesario agregar o quitar prendas, así como accesorios, en el caso de las mujeres el maquillaje puede irse tornando más dramático conforme transcurra el día  y la ocasión. Ya se sea que se cuente con auto o no, la idea es elegir bien las prendas para que no haya necesidad de hacer cambios, simplemente restar o sumar prendas.

Nunca está demás tomar un poco de inspiración de aplicaciones como Pinterest y Tumblr, donde podemos encontrar opciones de layering o vestir prenda sobre prenda y ver cómo nos funciona, teniendo en cuenta los puntos anteriores, estoy seguro les dará una perspectiva diferente para vestir atuendos más pensados y funcionales, nos leemos pronto.


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.