El Hombre Trofeo

  Martín Sánchez

 

Probablemente les ha pasado que están platicando con la comadre, sea hombre o mujer y entre todos  los temas que abordamos en ese tipo de reuniones sale un tema en especial, en el cual invertimos un gran número de horas, aceptémoslo nos encanta hablar de nuestras conquistas  y más cuando el hombre en cuestión está hecho a mano, no importa tanto que sea algo formal o ligue de una noche, sino de la manera en que vemos al sujeto en cuestión, de eso les quiero contar, del hombre trofeo.

Sí,  ya saben, de esas veces que los astros estaban alineados de cierta manera que permitió que nuestra vida y la de ese semidios se cruzarán, a veces  el suceso se convierta en una relación otras veces  queda simplemente en un acostón, no importa, el punto es que cuando nos tocan esos hombres que parece que lo sacamos de pinterest y no de grindr ¿qué es lo que hacemos la mayoría? Pues presumirlo, parece que somos sus representantes, hablando de lo maravillosos que son físicamente,  por supuesto no perdemos oportunidad de  alardear de nuestra capacidad para ligar con ese tipo de hombres, ya saben, cuerpo de gimnasio, guapo, agradable, el tipo de hombre con el que nos encantaría que nos viera el ex, ok,  no solo el ex, toooooodo el mundo, para que vean con qué clase de hombres se maneja uno, básicamente.

Dependiendo del  ego y  la autoestima de cada quien,  es la manera en la que se presume al hombre trofeo, por una parte si sentimos que somos poca cosa y que prácticamente es un milagro que el tipo se haya fijado en uno, pues hay que valorarse más, porque por eso abundan esos hombres que sienten que nadie los merece, y creo yo,  que en ningún caso alguien debe sentirse más que los demás y menos por la simple apariencia física; por el contrario si es simplemente por ego el querer presumir al tipo, como comentaba antes, que vean con la clase de hombres que se liga, el ver al sujeto como un simple trofeo, no está padre, ya sé que hay hombres que lo primero que provocan es una erección, pero no olvidemos que también son seres humanos y creo que a nadie le gustaría sentirse utilizado solo para inflar el ego de alguien más.

Bien dicen que no hay que hacer lo que no nos gusta que nos hagan, debo confesar que yo he sido de esos egocéntricos que presumen a los ligues guapos, porque pues, después del ex el cual es muy guapo pues no puedo conformarme con menos, no es cierto, es broma, creo que con el pasar de los años uno se va fijando más en otros aspectos de la persona y no tanto en el físico, si se da que se juntan ambas cosas ¡qué padre! Pero si no, démonos la oportunidad de conocer a la persona por quién es y no tanto por la apariencia. Seguramente han pasado por la incómoda situación de salir con alguien que parece modelo de las revista de moda, pero no hay química, ya sea porque no tiene tema de conversación o porque literal, solo es bonito, así que al final su maravilloso aspecto queda en segundo plano por la falta de simpatía o personalidad.

Hagamos el intento por no ser tan superficiales y veamos más allá de lo evidente como lo hace  Leono de los Thundercats, nos podríamos llevar una agradable sorpresa, tal vez ese sapo que creen que están besando no se convierta en príncipe, pero si en una muy buena relación ya sea de noviazgo o de amistad, sean felices y sean diversos, nos leemos pronto.

Marcelo 😉

Texto extraído del Blog Benditos 30s El diario de Marcelo, síguelo en sus redes sociales.


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.