Residente: música desde la sangre

pag_staff_tw pag_staff_inst Andrés Guzmán

Siempre he pensado que cuando un álbum musical tiene un propósito, o bien, es creado alrededor de un concepto/discurso bien definido, casi por regla se convierte en una “joyita”. En esta ocasión quise reseñar lo que René Pérez Joglar, mejor conocido como Residente (Calle 13), nos trajo en su debut como solista.

En estos tiempos la humanidad está viviendo una crisis como raza. Se han realzado las divisiones basadas en color de piel, religión, género, y cualquier otro atributo que gusten agregar. Con barreras físicas y sociales estamos siendo testigos de una disociación a gran escala, de pueblos en guerra que amenazan con destruirse entre ellos e infinidad de injusticias. Pero por otro lado también hemos visto el despertar de una mentalidad que no segrega por esos atributos que nos distinguen, sino que convive y construye en base a lo que nos une: el ser humanos.

Como se lee en su página oficial, Residente “decidió hacer música basada en su ADN, viajando a diferentes partes del mundo, recolectando sonidos y encontrando historias…”. Este recorrido lo hizo por lugares que, en cierta forma, estaban conectados con él por medio de su sangre. Literal.

“Todos somos residentes del espacio que ocupamos y en nuestro espacio las fronteras no existen”

Desde Siberia y el Caucasus (límites de Europa/Asia), pasando por Ghana y el África occidental, hasta llegar a su natal Puerto Rico*, Residente fue recolectando sonidos de la gente; gritos de guerra y cánticos de sanación, ecos de las calles y acompañamientos de danzas rituales, fueron ingredientes que le dieron un muy grato sazón a este álbum homónimo.

Pero mezclar sonidos no siempre es suficiente para hacer una gran canción. Por lo general se requiere de una letra coherente y con significado que le de la magia al producto final. Y después de 25 premios Grammy, no se esperaba menos del contenido lírico de esta obra. Temas que reflejan el activismo que lo ha caracterizado, como “El Futuro es Nuestro” y “Apocalíptico”, nos dejan un cierto escozor por la realidad en la que vivimos, pero siempre con la esperanza del cambio que tenemos en nuestras manos.

“Cuando las banderas se prendan en fuego

Y todo pase ahora, y nada pase luego

Y se acaben los segundos

Y las manos del tiempo ahorquen al mundo

Aquí estaremos esperando”

Una de las historias más interesantes en su travesía, y que personalmente me “metió ese gusanillo” de escuchar el disco, sucedió en Osetia. Este territorio al suroeste de Rusia estuvo en conflicto con Georgia en años anteriores, y ahí fue donde le dio origen a “Guerra”. En este tema participaron niños de Osetia con sus tambores, y se integró el panduri, un instrumento tradicional de Georgia**. Sin duda un ejemplo de cómo a través de la música se puede unir a dos pueblos que lucharon entre sí.

Finalmente en los interludios “Entre montañas siberianas” y “Haruna Fati” nos podemos deleitar con estos sonidos cargados de cultura, de historia, de sentido humano. Mientras que en “Desencuentro”, su primer sencillo, nos despierta emociones al lado de la artista francesa Soko para hablar de esa disonancia de existir sin coincidir.

Aquí les dejo el video:

Uno de los mensajes implícitos que transmite este álbum es lo inútil de la discriminación, sabiendo que literalmente estamos creados del mismo material. Yéndonos muy al mame, del mismo polvo estelar que data de millones de años, y no tan al mame, de ese plasma que conocemos como sangre. Entonces importa poco si no eres fan de Calle 13, si te gusta Lady Gaga, los Killers, la Sonora Dinamita o José José. Si te identificas con esta idea de lo que compartimos como raza humana, Residente es un álbum al que tienes que darle una (o varias) escuchada(s), y ya está disponible en todas las plataformas.

Spotify:

 

iTunes

 

Si les termina gustando, estén al pendiente del documental completo que acompañará a este disco.

*Les recomiendo ampliamente visitar su sitio oficial para explorar los lugares que visitó, las historias que recolectó, así como datos culturales de estos puntos geográficos en los que estuvo.

**Esto y más lo pueden ver en la entrevista con Trevor Noah para el Daily Show aquí.

 


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.