Buscan erradicar gays en Chechenia

  Daniel Sánchez

El pasado 1 de abril del presente año, el diario ruso independiente Novaya Gazeta publicó información sobre al menos 100 hombres que habían sido secuestrados por considerar que podían ser homosexuales, lo anterior con la excusa de “limpiar” a estas personas de su orientación sexual no tradicional.

Utilizando un complejo militar “abandonado” situado en la ciudad de Argún, es que, de acuerdo a la información liberada por el periódico ruso, el presidente de la República de Chechenia, Ramzán Kadýrov, instaló un campo de concentración para personas homosexuales en donde son obligadas a abandonar el país o inclusive son asesinados.

La medida anterior, según asegura el medio ruso, está siendo tomada con el fin de hacer una “limpieza completa de hombres con orientación sexual no tradicional”, y que por lo mismo este centro no está reconocido de forma oficial por el gobierno.

Aseguran que por lo menos tres de las personas detenidas fueron asesinadas, cuyas edades oscilan entre los 16 y 50 años, y entre los desaparecidos habría al menos dos conocidos reporteros de televisión del país, información que fue confirmada por el Servicio Federal de Seguridad Ruso, fuentes del Gobierno checheno y activistas homosexuales.

Un testimonio de uno de los hombres que consiguió abandonar el lugar cuenta que constantemente les propinaban palizas que terminaban generalmente con una pérdida de consciencia, mismas que tenían el objetivo de conocer la red de contactos, con el fin de obtener nombres y perseguir más homosexuales.

Ali Karimov, portavoz del gobierno checheno, asegura que “en Chechenia no existen homosexuales, es imposible perseguir a quien no existe en la república. Si hubiera gente así, las fuerzas de la ley no tendrían que preocuparse por ellos, porque sus propias familias se encargarían de mandarles a un lugar del que jamás regresarían.”

Recordemos que en Chechenia sigue siendo legales los homicidios por honor, en los cuales los hombres de los que pueda pensarse que han “manchado el honor” de su familia, por ser gays o sospecharse que lo son, se enfrentan al peligro real de ser asesinados por sus propios familiares.

Enlace directo a la petición de Amnistía Internacional para que Chechenia detenga esta práctica.

  1. Si bien al momento únicamente se ha mencionado a hombres gays como afectados por esta situación, no se duda que esta práctica se vaya a ampliar al resto de la comunidad LGBT+

¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.