Gobierno de Tlaxcala descarta legislar sobre matrimonio igualitario

        Daniel Sánchez

El pasado 29 de diciembre de 2016, por mayoría de votos y en reanudación de la sesión extraordinaria, el Congreso del Estado de Tlaxcala aprobó en lo general y en lo particular la Ley de Sociedades de Convivencia Solidaria

La ley, cuya iniciativa fue presentada por la diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Eréndira Jimenez Montiel, desde el mes de abril de 2014, tiene por objeto proteger las relaciones entre personas de un mismo o diferente sexo, las cuales hasta hoy no estaban tuteladas en ningún ordenamiento local. Este ordenamiento definirá este tipo de sociedades como el “acto mediante el cual dos personas físicas del mismo género, mayores de edad y con capacidad jurídica plena acuerdan, establecer voluntariamente un hogar común para hacer vida en pareja, con derechos y obligaciones recíprocos para ambos.”

Fue hasta último momento que se impugnó que el régimen que se constituya por estas sociedades sea inscrito en el Registro Civil y no en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio, como sucede en distintos estados, lo cual crea una discriminación al considerar las sociedades de convivencia como relaciones de carácter comercial o de propiedad, quitándole a  la persona su libertad jurídica para ejercer actos de dominio.

Sin embargo,  un día antes de que se diera la aprobación de la Ley de Sociedades de Convivencia, los integrantes del Congreso del Estado, decidieron reservar el tema de matrimonios entre personas del mismo sexo y abstenerse de realizar cualquier tipo de medidas legislativas que sean tendentes tanto a permitirlo como a restringirlo, hasta que el Congreso de la Unión resuelva lo que corresponda a dicho tema.

Lo anterior con el fin de evitar una futura reforma que pueda ir en contra de lo que acuerde el Congreso de la Unión, con este argumento fue que el Congreso de Tlaxcala decidió mantener el texto actual y vigente de los artículos 39 párrafo primero, 42 y 46 del Código Civil del Estado, mismos que limitan el matrimonio a “un hombre y una mujer”.


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.