IT’S BRITNEY, BITCH ¡FELIZ CUMPLEAÑOS, BRITNEY SPEARS!

icon_twitter   Rob Tapia

Prendan sus veladoras de vainilla, compren su Starbucks, bailen mientras toman la competencia de la Coca Cola, visiten La Jungla de Timo y tómense foto con una serpiente en el cuello, desempolven sus faldas de colegialas y renten la película de “Crossroads”, porque hoy cumple años la diosa, la diva, la mujer, la madre,  amiga, cantante, diseñadora de lencería y vendedora de Pepsi más famosa de todos los tiempos. It’s Britney, bitch.

El 2 de diciembre se celebra mundialmente el nacimiento de uno de los iconos musicales más famosos del planeta. La señorita (ya no tan señorita) Britney Spears, también conocida por sus fieles seguidores como Godney*, llegó a la tierra hace 33 años para gusto de millones de personas.

* Para todos aquellos ateos ignorantes: God + Britney = Godney

A pesar de que en mi casa y en mi corazón, todos los días son días de Britney, hoy es un día especial para el mundo. Es un día en el que reflexionamos y agradecemos por todas las cosas buenas que Britney nos ha regalado. Esta es, sin duda alguna, la celebración más importante del año después de Navidad y Halloween. A pesar de la importancia del día, en México aún no se ha declarado día de asueto oficial. Futuros candidatos a la presidencia, tomen nota *cough cough wink wink*.

“Baby One More Time” fue mi primer CD, y Britney Spears fue mi primer gran crush. Recuerdo lo orgulloso y contento que se sentía mi padre de que su “varonil” y macho hijo estuviera enamorado de una muchachita tan guapa, no sabiendo que mi amor/obsesión por ella iba más allá de su físico o sus controversiales boobies.

Mucho se puede decir de esta mujer. Que se volvió loca, que se rapó, que ya no baila como antes, que no canta, que no es una verdadera artista, que hace playback, que está gorda (¡NO ESTÁ GORDA!)…Digan lo que digan una cosa es verdad, Britney marcó a una generación entera con su talento, y por un tiempo, fue la persona más famosa del planeta. No existía alguien más famosa que ella. En tiempos cuando la gente aún compraba CDs y se consideraba cool tener posters de tus artistas favoritos en tus paredes, Britney gobernó nuestras almas, mentes, cuerpos y carteras.

britney

¿Qué sería de nuestras idas al antro sin esos himnos ya obligatorios?¿Qué sería de nuestras vidas sin esas presentaciones en los VMAs?¿Qué sería de la música sin Toxic?¿Quién compraría revistas de chismes sin sus fotos?¿Qué sería de nuestras vidas gay sin Britney Spears? 

No hay palabras suficientes en mi vocabulario para expresar lo importante que Britney ha sido en mi vida. La amen o la odien, la veneren o la desprecien, Britney ha dejado un legado musical que revolucionó el mundo de la música, inspirando a millones de personas, e inclusive a otros grandes artístas que reconocen la influencia de este ángel. ¿Habría Miley Cyrus sacando la lengua y perreando si no fuera por Britney? I don’t think so. #GraciasBritney

No pretendo darles una cátedra sobre la grandeza de Britney, porque ella ya la ha dado incontables veces. Tampoco vendré a hacer una lista de sus mejores canciones, porque TODAS son sus mejores canciones. Lo que si me gustaría hacer es compartir todas las cosas que Britney nos ha enseñado, o al menos me ha enseñado a mí:

Con ella he aprendido que soy más fuertes que ayer (“Stronger”); que es bueno conocer mi cuerpo y que la masturbación no es algo que debe avergonzarme (“Touch of My Hand”); que el sexo oral es algo hermoso (“Breathe On Me”); que los threesomes pueden ser divertidos (“3”); que si quiero tomar martinis o tener un cuerpazo o un carro carísimo o ir de fiesta a Francia, debo trabajar, perra (“Work Bitch”); aprendí sobre pedir perdón y cometer errores (“Everytime”),;sobre amor (“Born To Make You happy”); sobre chicos (“Boys”); que la fama y la fortuna no siempre brindan felicidad (“Lucky”); que ser un esclavo no necesariamente es algo negativo (“Slave 4 U”); y que debo bailar hasta que el mundo se acabe (“Til the World Ends”).

Mi vida es mejor porque crecí con Britney, con sus canciones, letras y coreografías. Yo soy fiel seguidor de la iglesia de Britney Spears #Godney, y mis hijos crecerán con los mismos valores y principios.

Los dejo que debo ir a terminar mi altar y a hacer mis respectivas oraciones.

Es única. Es una diosa. Es un ícono. Es Britney, perra.

 


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.