El Lado Positivo: El despertar del segundo día

icon twitter PositHIVo0

Después de una noche muy intranquila, llena de sueños raros y pesadillas, desperté a la realidad. Mi amigo Chris estaba acostado a un lado mío, y platicamos un poco de cosas sin importancia. No sé qué estaría pasando por su cabeza, pero imagino que quería distraerme de lo que él si sabía que estaba pasando por la mía. No podía dejar de pensar que tenía VIH, y estoy seguro que se me notaba en la cara.

Seguir leyendo El Lado Positivo: El despertar del segundo día