Los celos y lo que causan

facebook fb icon icon twitter  Mostro Vacci

No entiendo. Las emociones humanas son demasiado complejas. Las contradicciones que me topo dentro de mi cabeza en ocasiones parecen tan grandes y encontradas que no deberían ser legales. Definitivamente deberían ser clasificadas, estudiadas y analizadas a fondo a ver si logran encontrar una cura o de perdida una vacuna contra ellas a ver si podemos eliminarlas por completo en nuestra vida.

Una de esas emociones son los celos ¡Son estúpidos! No hacen más que doler física y emocionalmente. A mí en lo personal me atacan el estómago y comprimen mi pecho. Me hacen pensar cosas que no tienen sentido. Me recuerdan que soy feo y que no merezco nada bueno en mi vida, por eso estoy en esa situación. Me hacen sufrir en gran manera y logran que visualice el futuro como algo temible y peligroso.

Y me pasa con todo. Cuando imagino a mi novio con alguien más. Llegan las Celos4imágenes de otra persona con mi chico y me convierto en Hulk. Mostro destrozar. Cuando le llegan mensajes de gente que no conozco y me dice que es un amigo no puedo evitar pensar en ese “amigo” que me quiere dar baje, que anda viendo si le dan entrada, que anda fantaseando con la persona que más amo en éste mundo, que tiene intenciones de robarme de mi felicidad, que anda en busca de…

¿Ven? Es a lo que me refiero, ¡Es patético! Hasta me pasa con mis amigos: cuando llega gente nueva a su vida que por supuesto es maravillosa, me entra el miedo, no a que se acuesten con ellos, eso ni me incumbe ni me interesa, sino de que esa conexión única y especial que tengo con ellos se pierda en las maravillas que tiene ésta nueva persona, Celos2y en vez de tratar de unirme a su círculo, me la paso planeando cómo hacer que esa persona se esfume. Una bazooka, un tambo con ácido, un ataque terrorista al camión donde viaja, un platillo volador que se lo lleve, lo que sea con tal de que no amenace mi mundo.

Incluso me ha pasado con gente que ni siquiera sabe que existo, sí, hay mucha gente que ni en el mundo me hace (y considerando que ustedes ni siquiera saben mi nombre, sólo mi apodo, es bastante decir). Me he visto en ocasiones cuando alguien me gusta, resulta que yo ni siquiera entro en sus estándares de gusto, pero resulta que le gusta otra persona, y esa persona ni en el mundo lo hace. Es cuando me entra el celo y me pregunto por qué nunca en la historia de mi vida me he topado con alguien que yo le guste. Comprendo que soy gordo y feo, pero aun así debe haber alguien en el universo que logre apreciar mis virtudes.

En años pasados, cuando era soltero y eso me afectaba en gran manera, me la pasaba escuchando de mis amores platónicos (o esquizofrénicos) las historias de cómo les gustaba éste o aquél y cómo los buscaban y se frustraban de que no les hicieran caso y yo muriéndome de celos porque yo parecía invisible o simplemente me decían que yo no era su tipo y que merecía mejor. Ajá.

Otra cosa que nunca experimenté en mis años de juventud era el hecho de que me ligaran. Claro, pesaba 187 kilos en ese entonces, pero creo que es algo que me perdí. Puede ser en parte por que era muy tímido (o cobarde) lo que hacía que no tuviera pegue con la gente, pero definitivamente no es algo que me tocó experimentar. De hecho hasta la fecha, a mis 33 años, nunca se me ha acercado una persona que me diga que le gusto.

Suena cataclísmico, lo sé, pero al final de cuentas son emociones con las que he vivido. Años de terapia y amigos valiosos me han enseñado a apreciar lo que en realidad es importante en la vida, como tener a mi novio que me recuerda que sea como sea, para él soy hermoso y que me ama con lonjas y sin ellas. Celos3Sin embargo, comparto éstos sentimientos con ustedes porque sé que en el fondo, algunos de ustedes hermanos, hermanas logran comprender lo que de repente me pasa.

Son ideas tontas que he tenido, éstas y muchas más que pasan por mi mente. Soy humano y tengo derecho a sentir lo que siento hasta que ya no lo sienta y punto ¡Qué profundo! Al final de cuentas el chiste es poder apreciar la vida como viene. No se trata de tener lo que quieres, sino de querer lo que tienes.

Y ustedes, hermanos, hermanas, ¿alguna vez se han sentido así? Compartan… si se atreven.

Saludos afectuosos.

Mostro.

claricelecter@hotmail.com


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.