Manual de etiqueta para el cruising urbano

facebook fb icon PONYBOY

Aunque suena paradójico colocar en una misma frase “etiqueta” y “cruising, no está por demás tener en cuenta algunas recomendaciones que te permitirán llevar esta práctica de la mejor forma posible. Se sabe que el peligro puede ser muy excitante, y la Marcha del orgullo LGBT en México puede ser un buen pretexto para ligar con algún chico y tener sexo callejero, así es que a echarle un ojito a este Pequeño Manual.

Cruising 1

Si es tu primera vez, no vayas solo.

Lleva condones y úsalos.

Informa a algún amigo/a a dónde se va a hacer el encuentro. No es aconsejable llevar a alguien desconocido a casa u hotel (es donde más agresiones hay).

También es importante valorar el riesgo de subirte a un coche o de que alguien se suba al tuyo.

Cuando decidas acudir a una zona de encuentros pon el teléfono en modo de localización, o a través del whatsapp comunica a alguna persona tu ubicación.

Si es necesario di a las personas con las que vas a tener relaciones sexuales que hay amigos que saben que estás allí y que puede que te llamen o vayan a buscarte.

Si te ofrecen bebidas, que sea en envase cerrado.

Obtén la máxima información de la otra persona: su nombre, edad, aspecto, de dónde es o la placa de su coche, si tiene. En caso de denuncia, todo ayuda.

Ten cuidado con la información personal que compartes. Algunos datos como tu situación económica, tu ocupación, tu estado de salud o tu condición asociada al VIH pueden incrementar el riesgo de sufrir agresiones o insultos.

Evita lugares difíciles, como cuevas, baldios, etc. No te precipites, observa bien la zona.

Evita llevar objetos valiosos: no te hace falta mucho dinero, ni joyas, ni relojes caros, y el teléfono no lo muestres si no es necesario. El uso del celular es una atracción para los delincuentes.

Recuerda llevar contigo condones y lubricantes o realizar prácticas sexuales sin riesgo para la transmisión del VIH.

Si en el lugar hay otras personas es bueno, y conocer a alguno irá muy bien en caso de necesitar ayuda.

Si quien quiere contactarte es muy joven, ten cuidado. Ha habido casos en los que un chico se hace pasar por adolescente para servir como gancho a un grupo de personas que busca agredir chicos gays.

Si tienes dudas, y no te late, no sigas adelante, aunque parezca un lugar conocido: hay agresiones a menudo.

Utiliza las redes sociales de tu entorno y de personas que compartan estos espacios, para informar de situaciones que puedas considerar de riesgo.

Asegúrate de no compartir elementos audiovisuales o fotográficos de personas que ejercen estas prácticas, es un delito.

Vía: www.fsc.ccoo.es

Ponyboy

 


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.