Gracias Mamá

icon twitter icon_instagram Sébaztien Turner

El amor de una madre hacia sus hijos es el más sincero e incondicional, es el más puro y desinteresado que se pueda llegar a conocer.

Hace algunos días pasé por un final que me marcó emocionalmente y de los que más me han dolido. Una ruptura sentimental con una de las personas que más me han hecho sonreír y que en cierto punto admiraba y que aún admiro.
Mi madre ya estaba enterada de mi orientación desde hace tiempo, no se enteró de la mejor manera pero nunca me mostró rechazo, ha sido algo difícil para ella pues le ha costado trabajo asimilarlo sin embargo nunca se había prestado para poder compartirle sobre mis relaciones o sobre el tema, de hecho, en ocasiones trataba de evadirlo, cosa que me hacia sentir desplazado.
Al verme llorar me demostró su amor incondicional y me recitó las mejores palabras que nunca antes me había dicho,  había idealizado tanto escuchar eso que realmente sobrepasó mis expectativas. La respuesta que me mostró ha sido de las mejores experiencias que hemos llegado a compartir y ha sido un episodio que jamás olvidaré pues, me hizo sentir la persona más amada y la más valiosa, cosa que me ha ayudado a superar esta etapa de duelo.

Había escuchada varias historias de amigos y compañeros de la comunidad LGBT+ y cada una de ellas era diferente, en algunas la relación que llevaban con sus padres no era muy buena o se había quebrado por el simple hecho de ser uno mismo. Yo temía que eso me llegara a pasar.  Siempre reprimía las ganas que tenía de querer contarle el cómo me fue en una cita o lo bien que me la había pasado. En momentos me molestaba con ella cuando trataba de evadir la realidad y me preguntaba por mi “Novia” o si alguna chava me gustaba y/o me sentía interesado.

Sé muy bien que aún le seguirá tomando tiempo, que el asimilarlo no es de la noche a la mañana y que debo ser paciente. No sé si esté lista para poder verme con una pareja sentimental pero ahora sé que me va a apoyar y que nada ha cambiado la manera en como ella me mira, en la forma de tratarme y en el querer que ella me da.

Amo a mi madre y sé que ella me ama.
Sé que es un cliché, especialmente en este día pero, Yo Tengo La Mejor Mamá Del Mundo.


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.