ANOHNI: La protesta musical transgénero

pag_staff_tw pag_staff_inst Andrés Guzmán

Vivimos en tiempos de conflictos políticos que han cobrado muchas vidas inocentes, de ecocidios, y de incontables #Ladies que desvirtúan la palabra misma. En pocas palabras, la situación llega a ser un poco jodida. Y es en este entorno que Antony Hegarty, conocido en el medio como ANOHNI, nos entrega su álbum debut como solista: Hopelessness.

La artista transgénero del Reino Unido ha contribuido en proyectos como Hercules and Love Affair con su joyita Blind y fue ganadora del Mercury Prize en 2005 con su banda Antony and the Johnsons. Después de estas transiciones, tanto musicales como físicas, nos presenta un disco cargado de crítica y protesta política a través de su potente y expresiva voz.

Quizá algunos la recuerden como parte de las controversias que rodearon la 88va entrega de los Oscar llevada a cabo este año. La cantante fue nominada por su colaboración en Manta Ray, tema que formó parte del documental Racing Extinction.

Sin embargo, después de haber sido -cortada- de las presentaciones en vivo debido a “restricciones de tiempo” y seguido de una cadena de eventos que la hicieron sentir en una o varias formas discriminada, decidió no asistir. Las razones las explica en un ensayo, que pueden leer aqui, y del cuál destacamos este fragmento:

“Es un sistema de opresión social y oportunidades disminuídas para las personas trans que ha sido empleado por el capitalismo de Estados Unidos para aplastar nuestros sueños y el espíritu colectivo”.

Tal como dice su nombre, Hopelessness nos habla de todo eso que nos deja sin esperanza, desde el cambio climático hasta la [auto]destrucción de la sociedad. El mensaje va de la mano con elementos auditivos de gran contraste como las percusiones, los pesados trombones en el sintetizador y la suavidad de las cuerdas. Esto es gracias a sus productores: Hudson Mohawke, quien cuenta con el sello de aprobación de Kanye West, y Oneohtrix Point Never quien trabajó en la música detrás de The Bling Ring

Las letras a lo largo del álbum son crudas pero directas, e incluso tienen un toque de ironía. Su primer sencillo 4 degrees recita [I wanna see the animals die in the trees] como una forma de reprobar lo que estamos haciendo con nuestro medio ambiente, mientras en Drone Bomb Me nos cuenta cómo una chica afgana que pierde a su familia en un ataque de drones desea la misma suerte [let me be the one — the one that you choose from above].

El dolor se percibe en I don’t love you anymore y el homónimo Hopelessness en donde cuestiona (o nos hace cuestionar) “How did I become a virus?”. Y en temas como Execution y Obama nos demuestra que no teme expresar lo que opina sobre los EEUU, e incluso de su mandatario.

Los dejamos con el cautivante video de Drone Bomb Me, que cuenta con la participación de Naomi Campbell y la dirección artística de Nabil Elderkin.

Hopelessness sale a la venta el día de hoy.


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.