#TBT El Laberinto del Fauno

pag_staff_tw F. Castillo

Hablemos de cuentos de hadas pero quitémosle las canciones, los animales buena onda, la protagonista destinada a un final feliz, la madrastra malvada, el príncipe encantador y usemos todo lo contrario.

Aquí el final no es feliz y mucho menos es la última parte de la película, la maldad no tiene forma de mujer, el hada madrina no siempre actúa a favor de la protagonista, el castillo está bajo tierra, no hay cielos azules, los animales del bosque tratan de matar a la protagonista y el dragón tiene sus ojos en las manos.

En el 2006 Guillermo del Toro presentó en Cannes una película escrita, dirigida y producida por él. Generaba todo tipo de elogios por parte de la crítica, siendo una coproducción hispano-mexicana en octubre fijan su estreno en salas de España, una semana después llegaba a México.

lf2

Guillermo del Toro nos lleva a la España de 1944 en medio de la guerra civil, vamos de la mano de Ofelia, una niña de 13 años que está a punto de conocer a su padrastro, su madre lleva un avanzado embarazo lo que le hace más difícil darle la atención necesaria a su hija.

Ofelia prefiere vivir dentro de la fantasía que le regalan los tantos libros que lleva en las manos su inocencia y curiosidad le ocasionan problemas con la familia a la cual se está integrando, de pronto un fauno dice haber encontrado en ella a la princesa de un reino subterráneo y que ella deberá encontrar el camino de regreso.

El Fauno le hace una oferta que no puede negar; el ser una princesa y dejar la guerra en la que vive, tener a una familia unida y no a un padrastro autoritario, pero principalmente le ofrece ser feliz Independientemente de serlo en un mundo de fantasía.

Tendrá que sortear todo tipo de aventuras; entrará a las raíces de un árbol moribundo para deshacerse de la criatura que lo está matando, se enfrentará a la tentación de un banquete custodiado por una criatura que come niños y sobre todo poner en riesgo la vida  de su hermano recién nacido.

A diez años de su estreno El Laberinto del Fauno no envejece, la forma en la que Guillermo del Toro nos relata su cuento de hadas es única y sobre todo nos deja ver que los finales en ese tipo de historias pueden ser trágicos. La realidad y la fantasía ambas expuestas con su natural crueldad.


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.