Prótesis de pene: una alternativa

facebook fb icon PONYBOY

Una prótesis de pene puede ser la solución a la disfunción eréctil. No solo una frívola y banal erección, es calidad de vida, autoestima, y un estado de bienestar psicosocial que repercute en todos los aspectos de la vida de un hombre y su pareja. Es la posibilidad de continuar disfrutando de una vida sexual plena a la cual todos tenemos derecho sin importar la edad.

De hecho, la disfunción eréctil siempre se asocia a la edad avanzada y hay muchos hombres jóvenes que por motivos diversos podrían ser candidatos a un implante de prótesis de pene, tales como diabetes, lesión medular, fractura de pelvis o malformaciones congénitas penianas.

¿Qué es una prótesis de pene?

Es un dispositivo (cilindros) que se implanta dentro de los cuerpos cavernosos del pene —las estructuras anatómicas que se llenan de sangre durante la erección— con la finalidad de regresar al pene la funcionalidad desde el punto de vista sexual.

Características de una prótesis de pene

Es una opción de tratamiento a largo plazo de la disfunción eréctil y se coloca totalmente dentro del cuerpo. Tras activarla, el paciente puede mantener la erección el tiempo que desee y mantener relaciones sexuales cuando desee, lo cual le proporciona espontaneidad. Está diseñada para una sensación natural durante las relaciones sexuales.

¿Quiénes son candidatos a una prótesis de pene?

Pacientes con disfunción eréctil que no responden al tratamiento médico. Así como pacientes que no aceptan o tienen contraindicación a tratamientos como las pastillas, aplicación de inyecciones en el pene o el uso de bombas de vacío.

¿Qué tipo de prótesis existen?

Maleables. Cilindros rígidos maleables implantados en el pene. Se posiciona en el pene manualmente según la necesidad del paciente.

Hidráulicas de dos elementos. Cilindros implantados en el pene que se rellenan de líquido. Consta de una bomba implantada en el escroto. Se aprieta y se suelta la bomba repetidamente para provocar una erección al rellenar los cilindros de líquido. Se debe doblar el pene hacia abajo para que el líquido regrese a la bomba y así perder la erección.

Prótesis 3

Hidráulicas de tres elementos. Cilindros implantados en el pene que se rellenan de líquido. Consta de una bomba implantada en el escroto. Además de un reservorio en la parte inferior del abdomen. Se aprieta y se suelta la bomba repetidamente para provocar una erección al rellenar los cilindros de líquido. Se aprieta un botón de la bomba para que el líquido regrese al reservorio y se pierda la erección.

¿Cómo es el proceso de un implante de prótesis de pene?

La cirugía dura de 45 a 60 minutos. Según el tipo de prótesis, puede manejarse al paciente de manera ambulatoria o bien, requerir 24 horas de estancia intrahospitalaria. Normalmente después de una semana, puede regresar a sus actividades habituales, sin realizar esfuerzo físico. Pasadas 4 a 6 semanas se enseña al paciente a utilizar la prótesis y se puede reanudar la actividad sexual.

Resultados

La tasa de satisfacción tanto de los pacientes como de sus parejas es del 90%. Para lograr estos números se debe seleccionar correctamente al paciente y la prótesis a implantar, y sea un experto quien la implante con la experiencia suficiente. La complicación más temida es una infección, debido a que en muchos casos se tendría que retirar la prótesis. Afortunadamente esto sólo ocurre en el 1.5 a 3% de los casos.

Mitos sobre la prótesis de pene

Quien no conoce nada de la prótesis de pene piensa que afectará su sensibilidad o que la perderá. Que podría alterar el orgasmo o la eyaculación. Que con la prótesis se alargará su pene. O bien, que podría lastimar a su pareja. Por supuesto, todos estos son solo mitos.

Vía: centroandrologico.mx

Ponyboy


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.