Serie: Tu Retrato – Capítulo Dos.

icon twitter  facebook fb icon   Geovanny Trujillo.

     Tras llegar a la habitación, logré abrirla sin ningún problema, mi compañero de cuarto y tutor ya se encontraba ahí. Todavía en aquel momento, antes de abrir la puerta creía que era una estupidez el hecho de que nos pusiera un tutor a los de nuevo ingreso para “acoplarnos” al campus, fue entonces que todo lo dicho era ahora una verdadera estupidez.

Entré a la recamara y era bastante cómoda, un par de camas matrimoniales a cada lado de la habitación, un closet grande donde podías guardar tu poca o mucha ropa que llevaras; un pequeño mueble con una lámpara que a simple vista estaba a punto de ser sustituida por marcos para fotos de mi familia, fue ahí cuando la puerta del baño se abrió.

Mi vista recorrió cada parte de su cuerpo; miré la toalla blanca que cubría desde sus rodillas hasta su cintura, continúe mirando y me topé con su abdomen, marcado, bronceado, tan firme que podría jurar que le costó mucho trabajo; fue entonces que vi directo a sus labios y noté como gesticulaba una palabra. Sus ojos, mi delirio total.

<< ¿Y tú eres…? >> Preguntó mientras secaba su cabello oscuro como la noche.

Era tanta mi pena que no podía pronunciar ninguna palabra.

<< ¿Puedes hablar? >> Dijo acercándose a mí.

<< ¡Sí! Mi nombre es Arath, y creo que soy tu compañero de cuarto. >> Contesté apenado.

<< Ah sí, ese es el nombre del chico de quien seré tutor por este año. Mi nombre es Felipe y estaremos compartiendo esta recoveco por un muy buen tiempo, así que cada quien sus lugares y si llego a ocupar el cuarto solo toma tus cosas y te vas a ver a donde ¿Ok? >> dijo mientras tiraba la toalla a su cama y dejaba ver sus glúteos.

No pude decir más, simplemente que sí. Tomo unos jeans y la camisa del equipo de futbol. Salió de nuestra habitación. Aun no entiendo cómo me enamore de un patán como él.

#YoNuncaNunca me enamoraría de un heterosexual. Eso era lo que creía.


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.