Diversidad sexual y discapacidad: los olvidados de la comunidad

icon twitter icon_instagram Rubén Silva

Bienvenidos a esta nueva sección que estará publicándose semanalmente. En ella, estaré tocando temas relacionados con la diversidad sexual y la discapacidad.

Quiero iniciar presentándome. Mi nombre es Rubén Silva, soy regio, Ingeniero en Sistemas, tengo 29 años, soy gay y tengo discapacidad.

En pocas ocasiones he visto el tema de discapacidad y diversidad sexual juntos. Pareciera como si un discapacitado fuera asexual o una persona LGBTTTIQ, por creencia popular, no pudiera tener discapacidad.

Te invito a que en el momento en que estés leyendo esto, trates de recordar si conoces a algún discapacitado y verás que son muy pocos o ninguno, mejor aún, intenta encontrar entre tus conocidos a algún chico sordomudo gay o una chica ciega lesbiana o quizás a algún chico bisex en silla de ruedas, prácticamentelas posibilidades se reducen a cero.

Y es que desde niños nos enseñan que las personas discapacitadas, son símbolo de admiración, de ternura, de lucha.

Y sí, eso es cierto en algunos casos, pero también es cierto que son personas tan capaces como cualquier otra, con sentimientos, emociones, deseos, sueños; pero todo ello se ve reprimido, guardado en el último cajón del guardarropa, donde se guarda lo que no se necesita pero se queda ahí por si algún día llegamos a ocuparlo.

Es, quizás, por la poca información que existe, que estos chicos y chicas, ven neutralizados sus sueños de amor, sus instintos de deseo.

Se les educa y se les prepara para ser por siempre el reflejo de niños; indefensos, vulnerables e inseguros, una especie de pequeños Peter Pan, que siempre estarán bajo el cuidado de un familiar y nunca despertará en ellos ese instinto sexual o afectivo que tienen los demás.

Pero para entender toda esta maraña de información de la que estamos hablando, debiéramos empezar por definir que es la discapacidad.

Según la OMS “Discapacidad es un término general que abarca las deficiencias, las limitaciones de la actividad y las restricciones de la participación”.

En términos simples, podría definir a la discapacidad como cualquier restricción física o mental que dificulta o limita el desarrollo de una persona.

Una vez definido el término, debemos comprender, que una discapacidad, no limita las necesidades sexuales y/o afectivas de una persona, sin embargo la sobreprotección que se ejerce sobre ellos, aunado a lo poco explorado de este tema, termina sumiendo a estas personas en el aislamiento, reduciendo en muchos de los casos a que su única vida social sea solo la relación familiar.

El tema de la discapacidad es muy amplio, pero pretendemos ir más allá, que solo tocar temas de diversidad en personas con discapacidad, más bien queremos comenzar por eliminar esos estereotipos que si bien dañan a nuestra comunidad, este daño se vuelve exponencial en personas discapacitadas.

Quiero ir explorando este tema con ustedes cada semana, aprender que más allá de la discapacidad, hay personas, entes, que son capaces de sentir, amar, aprender y enseñar, pero que también tienen gustos, preferencias, emociones y deseos y que tienen derecho a ejercerlos y vivirlos como cualquier persona.

Todo esto lo digo no desde la perspectiva de alguien a quien se le pudiera considerar como normal (que para definir que es normal nos llevaría más de una hora definirlo), sino lo hago desde la trinchera de la discapacidad, desde esa trinchera donde he visto limitantes, discriminación, desinformación, una trinchera donde he visto a una comunidad LGBTTTIQ plagada de estereotipos, contrariada, dividida, que lucha por igualdad pero que a la vez segrega.

Mi intención es ir conectando poco a poco estas dos comunidades, la comunidad LGBTTTIQ y la comunidad de personas con discapacidad. Hacer nuestra comunidad incluyente, conocer y reconocer la discapacidad y que deje de ser un tema tabú.

Vamos a explorar los distintos tipos de discapacidad que existen, a derrumbar los mitos que hay detrás y de mostrar cómo se puede aun con discapacidad, tener una plenitud sexual, afectiva y social.

Espero que esta columna, sirva de guía, contacto e intercambio de experiencias y consejos para todas las personas que como yo, se desenvuelven en este mundo de discapacidad y que a la vez son orgullosamente de la comunidad LGBTTTIQ.


9 pensamientos en “Diversidad sexual y discapacidad: los olvidados de la comunidad”

  1. Hola me ha encantado que al fin alguien se anime a hablar de estos tres paradigmas y que mejor alguien que lo vive por completo. Yo trabajo con personas con discapacidad y es un reto trabajar con ellos la parte de la sexualidad ojala en algun momento pudieramos ponernos en contacto e intercambiar ideas respecto a ello.

¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.