Como obtener una buena higiene mental

Julio Escoboza icon twitter

Todos los seres humanos nos preocupamos por el estar en forma, tener un cuerpo saludable y de alguna manera poder impresionar a esa persona que nos gusta tendiendo un buen cuerpo, pero ¿qué tanto tiempo le dedicamos para tener una buena higiene mental? Lamentablemente podría decir que no mucha, ya que no está dentro de las prioridades para mantener una buena calidad de vida de la mayoría de los seres humanos.

Cuando se hace mención de higiene física, todo mundo lo asociamos con cuidar nuestro cuerpo, mantenerlo limpio y ordenado. ¿Todo para qué? Para prevenir problemas de salud, mejorar nuestra convivencia con los demás, etc.; en cambio, la higiene mental, se trata exactamente de lo mismo, pero a la vez ayuda a prevenir trastornos que tienen raíz en nuestros miedos y ansiedades. Es por eso que es de suma importancia, tratar de incorporar en nuestros hábitos este tipo de prácticas para tener una adecuada higiene mental. Tan responsable somos de cuidar y mantener nuestro cuerpo como mente.

A continuación mencionaré algunos de los hábitos que nos pueden ayudar a ir mejorando nuestra higiene mental:

  1. Satisfacción de nuestras necesidades naturales y básicas: todo aquello que sea comer, dormir, relaciones sexuales, etc. La represión injustificada de ello puede producir daño a nuestra salud mental.
  2. Valoración positiva de nosotros mismos: La mejora de nuestra propia imagine y el refuerzo de la autoestima son tareas que tenemos que hacer a diario. Debemos de ser los primeros en percibir y valorar lo bueno que hay en uno mismo.
  3. Valoración positiva de los demás: Percibir el comportamiento y aspectos positivos de las personas que nos rodean, además de que ayuda a mejorar nuestras relaciones interpersonales.
  4. Gestión adecuada de las emociones: saber interpretar nuestras emociones y saber de qué manera nos pueden beneficiar o afectar.
  5. Atención selectiva: Estar atento de todas las cosas que suceden a nuestro alrededor; y reconocer qué es positivo y útil para nosotros, aprovecharlo y procurar que no nos afecte los demás.
  6. Uso del recuerdo: evitar recrear situaciones pasadas en las que experimentamos fracaso y frustración con el fin de rememorar esas situaciones, es mejor evocar situaciones y memorias agradables.
  7. Hacer balance del día: Cuál fue lo más provechoso del día y qué fue lo que aprendimos.
  8. Afrontar situaciones: muchas veces la solución de un conflicto depende de nuestra actitud, otras veces, no depende de nosotros. Hay que enfocarnos solo en aquellas que están a nuestro alcance.
  9. Ejercicio físico: la actividad física no solo nos ayuda a liberar endorfinas, que es la hormona de la felicidad, sino que también nos ayuda a cuidar a nuestra mente.
  10. Ejercicio mental: actividades como relajación y respiración profunda nos ayuda a mantener una adecuada higiene mental, por otra parte, también es recomendable mantener la mente activa realizando ejercicios como crucigramas, sudokus, leer, etc.
  11. Disfrutar: para mantener la higiene mental, tenemos que permitirnos disfrutar de las pequeñas cosas que nos suceden en el día, valorar lo que logramos y sentirnos agradecidos por las oportunidades que tenemos.

Llevar a cabo una buena higiene mental, nos ayuda a tener un pensamiento positivo el cual este nos ayuda a fortalecer nuestra capacidad de hacer frente a las exigencias del entorno y de manejar las dificultades y problemas que tenemos. Esa fortaleza nos ayuda también a ser responsables a enfatizar los aspectos positivos de situaciones y personas (sin ignorar lo negativo) para usarlo en nuestro favor.

En pocas palabras, se trata de un pensamiento mentalmente higiénico, que evita la suciedad y el desgaste que producen los pensamientos destructivos (pesimista, autocompasivos, derrotistas, etc.).

Llevar a cabo este tipo de pensamientos en nuestras vidas puede ser un proceso largo de aprendizaje para algunas personas, pero vale la pena realizarlo, más que nada por nuestro bienestar y el de las personas que nos rodean.

Fuente: tusbuenosmomentos.com


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.