Y tú… ¿Qué rol eres? Incluyente o excluyente

Se ha vuelto muy popular la pregunta del rol en las apps de ligue, pero esta pregunta tiene respuestas muy diferentes a las que aquí vamos a ver.

La palabra Incluyente se ha vuelto común entre las bolsas de trabajo y nos indica, que empresas abren sus vacantes para contratar personas con discapacidad (motriz, auditiva, visual, etc.) y literalmente indica que incluyen a cualquier persona. Seguir leyendo Y tú… ¿Qué rol eres? Incluyente o excluyente

Carta a mis amigos cristianos que siguen adentro

Mitzi Roddz icon twitter icon_instagram facebook fb icon

A mis amados amigos cristianos que siguen adentro:

Amigos, ¿cómo están? No he sabido mucho de ustedes desde que dejé de ir a la iglesia. Sé que en varias ocasiones se han juntado a orar por mí, sé que me han extrañado, sé que se preocuparon por mí cuando vieron que deje de asistir a los tres mil compromisos que teníamos en la congregación. Sé que de hecho siguen preocupados porque tomé un camino diferente y esperan mi regreso a la senda que consideran como verdadera. Y lo agradezco profundamente.

Sé todas esas cosas porque cuando yo estaba adentro con ustedes, también me preocupaban aquellos que no estaban donde yo estaba; me doy cuenta que creía que los de afuera vivían en una penumbra, en dudas, en soledad, y eso habla solamente de mi egoísmo.

Les escribo porque quiero contarles cómo es la vida afuera, (aunque muchos de ustedes vienen de ahí, una vez adentro es fácil confundir las cosas) lo quiero hacer porque a mí me hubiera servido saberlo para no juzgar, para saber por qué orar, para contraer y voltear mi corazón hacia las verdaderas necesidades de “los de afuera”.

Acá no es tan fácil encontrar respuestas a cada cuestionamiento, es de hecho complicado descubrir por qué te pasan ciertas cosas o qué hacer en momentos de debilidad; pero la búsqueda de cada respuesta es una de las mejores cosas de aquí. Para ser honesta, aquí no está  la oscuridad que normalmente suponemos existe, hay por el contrario, luz en cada ser humano que decidió creer con pasión y fe en algo diferente, hay mucho cariño, afecto, apoyo y amor, en todas las personas que están aquí. Hay búsqueda de la verdad, un escudriñamiento ¡muy intenso! De la Biblia que se basa en la necesidad de entender las cosas con firmeza. Aquí se aprende todo de todos, como de religiones paganas, extrañas y novedosas, rituales de belleza y de hechicería, arte antiguo conservado como ilustre o apócrifo, bailes, música, fiestas, y ¡hay muchos colores!

Sé que uno de las mayores preocupaciones de los hermanos en Cristo es la ausencia de Dios en el mundo de afuera. En realidad eso es solo un reflejo del corazón engreído de quien lo piensa como yo lo pensaba. El Dios en el que creemos es tan grande que le dicen “El Grandioso” y su enorme ser también está aquí afuera, también nos habla, también nos reconoce y busca.

La primera vez que vi a Dios aquí afuera recuerdo que lloré por media hora aproximadamente, estaba en la voz de mi sobrino diciendo: <<Por favor, tía nunca puedes dejarme solo, yo me muero si te vas>>. Esa es una de las maravillas más grandes de aquí afuera, en cada paso que damos, en cada bosque que visitamos y en cada vaso de agua ahí está Dios.

Probablemente mis palabras no van a cambiar su pensamiento y no es mi propósito. Sé que seguirán orando y esperando que regrese como el hijo pródigo. Sé que igual andaré de pronto entre sus devocionales. Y en verdad, agradezco con todo mi corazón que lo hagan.

Felicidades a todos los que se casaron. Por mi parte, seguiré aquí afuera descubriendo amistades que bíblicamente los conocen como “falsos profetas, almas perdidas, impuros, pecadores o paganos” y que no merecen ser llamados así, pues esas etiquetas no definen su destino, su camino ni su fe que es igual de válida que cualquier otra. Son esas palabras y etiquetas las que hacen la división entre los de adentro y los de afuera.

Seguiré mi camino pensando en ustedes y recordando los momentos que pasamos adentro cantando y alabando al Dios enorme que siento cada mañana al despertar.

Los amo profundamente.

Atte. Su amiga la de afuera que apoya la lucha de los derechos humanos, la libertad, a los LGBT y que ama a los pecadores tanto como a los justos.

 

Hace unos días leí en internet una carta que me inspiró a escribirles esto es de Jhon Pavlovitz y puedes leer el texto original en inglés aquí: http://johnpavlovitz.com/2016/02/11/a-letter-from-a-backsliding-prodigal-heretic-to-my-christian-friends-still-on-the-inside/

No sé cómo decirlo, mejor te dedico una canción

facebook fb icon icon_instagram icon twitter Sebaztián Sánz

 

San Valentín se acerca y con él toda una parafernalia de cosas llenas de “Amor”, cursilerias y cosas melosas. La euforia colectiva por demostrar lo que sentimos se conglomera en un sólo día del año y por todos lados vemos, escuchamos y llegamos a sentir ese ambiente tan lleno de miel.
Seguir leyendo No sé cómo decirlo, mejor te dedico una canción

‘Hay menores que desean el abuso e incluso te provocan’ – Obispo español

MADRID.- “Puede haber menores que sí lo consientan -referiéndose a los abusos- y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan”. Con estas palabras ha descrito el máximo responsable de la Iglesia en Tenerife, el obispo Bernardo Álvarez, el grave problema de los abusos a menores en una entrevista en el diario local ‘La Opinión’. Seguir leyendo ‘Hay menores que desean el abuso e incluso te provocan’ – Obispo español