Serie: Entre El Cielo Y El Infierno – Capítulo 18

facebook fb icon  Geovanny Trujillo 

Tras el descubrir la verdadera identidad de Ángel, no queda más que afrontar las consecuencias.

Capitulo Anterior.

Los días pasaban y Ángel de nuevo desaparecía de la escuela, nuestro momento para charlar era en casa, en mi cama, yo entre sus brazos y él revolviendo mi cabello oscuro; mientras tanto Amadeus cada día estaba más raro, pues desde que supe la verdad no le eh permitido que me bese, mucho menos que me toque.

<< Oye ¿Qué es lo que pasa contigo? >> Dijo Amadeus mientras me jalaba del brazo.

<< Nada, solo que ya no estoy a gusto con esta relación. >> Dije mientras lograba que dejara de tomarme del brazo.

<< Mira, aquí no es lugar correcto para hablar de ello, te veo a las siete de la noche en el parque cercas de tu casa, lleva algún abrigo, que iremos en moto y dicen que esta noche será una de las más frías del año. >>

Y así era, aunque todavía no se asomaba la luna la tarde era bastante helada, el aire corría de una manera poco normal, como si supiera que algo malo pasaría aquella tarde.

            En casa no había nadie, y era casi la hora en que debía partir para terminar con esto que en verdad no dejaba de rondarme la cabeza; entonces escuché crujir el suelo. Mi corazón comenzó a latir tanto que mis oídos se bloquearon y el sonido no era tan nítido como hace un par de minutos, me oculte detrás de la puerta de mi armario, entonces logré escuchar como entraron a mi cuarto y comenzaron a hurgar en mis cosas, como las cosas se rompían y como tras escuchar el grito de Ángel, esa persona salía corriendo por la ventana.

Escuché la manera desesperada en que Ángel subía para saber si me encontraba bien, y tras tirar la puerta de un golpe salí corriendo del armario hasta sus brazos.

<< ¿Qué es lo que pasó aquí? >> Preguntó viendo el desorden generado por el rufián que había entrado a mi casa.

<< No lo sé, únicamente escuché el sonido de unos pasos y cuando menos lo pensé ya estaba dentro del armario y esa persona en mi habitación. >> Contesté tratando de contener el llanto.

<< Tranquilo, todo estará bien, te lo prometo. Sabes, hoy de nuevo fui a investigar y supe algo que me preocupa más por lo sucedido; estos días serán los más helados del año y no es una simple coincidencia que estos tres días sean la recolección de almas para el infierno. >> Dijo mientras recogía las cosas del suelo.

<< Entonces, por eso me citó para vernos por la tarde noche. >> Murmuré.

<< Así es, planea hoy llevarte con él y así poder logra un escalón más para ser el supremo del infierno, pero eso no es todo,  hoy también cada portal hacia el inframundo está abierto, así que hoy no simplemente podríamos destruir a Asmodeus, sino, también rescatar a tu padre de allá abajo.

Mi corazón sintió como se helaba poco a poco del miedo de enfrentar a un demonio, pero al lado de Ángel todo era posible.

<< Debemos planear algo bien, para poder acabar con esa recolección de almas por parte de él, y lo haremos de la manera más sencilla, clavando uno de sus cuernos en el pecho, es la única manera para desasearnos de él y así poder rescatar cada alma que tiene atada a él. >> Dijo Ángel decidido y con un brillo tenebroso en sus ojos.

<< ¿Por qué tienes tantas ganas de acabar con él? >> Le pregunté.

<< Porque una de esas 11 almas que tiene es la de mi hermano, y es momento de que pague por haberlo matado. >>  Pronunció cada palabra con tal ira que sus ojos se volvieron de un negro zafiro hermoso.

Continuará…


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.