8 cosas que debes saber sobre los testículos

icon twitterIrvingh Bolaños

¿Qué tanto sabes acerca de tus testículos?

1. Ubicación: ¿Uno arriba y otro abajo?

Tu testículo izquierdo y derecho no están exactamente uno al lado del otro; uno cuelga un poco más abajo que el otro. Cada testículo es de aproximadamente 2 pulgadas de alto por 1 pulgada de ancho, aunque, típicamente, el testículo derecho es ligeramente más grande que el izquierdo. Sin embargo, pudieras pensar que el testículo más grande es el que cuelga más abajo, esa no es la manera en que la naturaleza trabaja.

2. Más grande no es necesariamente mejor

De acuerdo a un estudio conducido por la Universidad de Emory, los hombres que tienen testículos más pequeños son más propensos a ser padres que mejor crían a sus hijos que aquellos hombres que tienen testículos más grandes.

En este estudio, los autores evaluaron a 70 hombres Americanos, incluyendo Caucásicos, Afro-Americanos, y Asiáticos, los cuales tenían hijos de entre uno y dos años.

Los análisis del funcionamiento del cerebro mientras estos hombres observaban a sus hijos y las respuestas de ciertos cuestionarios resultaron en la conclusión de que “la biología del hombre humano refleja una compensación entre el esfuerzo por reproducirse y el esfuerzo paternal,  en relación con el tamaño testicular y la función del cerebro relacionada con la crianza, respectivamente.”

3. ¿Dolor?

Si has experimentado dolor en los testículos, hinchazón o inflamación en los testículos sin razón aparente (ej. nadie te ha pateado en esa área), puede ser momento de ver a tu doctor. Un traumatismo en los testículos, tal como una lesión deportiva, usualmente resulta en dolor temporal. En otros casos, sin embargo, tal como torsión testicular, epididimitis, hernia inguinal, tumor testicular, orquitis, un doctor debería ser consultado.

¡Algunas veces es más que dolor en los testículos!

4. Bultos en los testículos

Algo que se puede decir acerca de los testículos masculinos es que NO son atractivos. Todos esos pequeños bultos en la superficie de ellos no son atractivos al ojo, pero ¿Son peligrosos? En la mayoría de los casos, no. No obstante, una vena agrandada llamada varicocele puede tener un impacto negativo en la fertilidad además de ser doloroso. Sólo el 4% de los bultos inusuales en los testículos terminan siendo cáncer. Si tienes un bulto que no se ve bien o que ha aparecido repentinamente y cambiado de forma y tamaño, asegúrate de que tu doctor te lo revise.

5. Fresh balls

La temperatura de tu cuerpo puede estar en los 37°, pero tus testículos están a 1 o 3 grados más abajo en temperatura. ¿Por qué? La naturaleza trata de mantener a tus testículos en un ambiente más fresco. Una temperatura más baja ayuda a los espermas a mantenerse en un estado de descanso mientras están listos para moverse y provocar un embarazo.

Por otra parte, cuando los hombres experimentan fiebre o se sientan en un baño sauna por cierto tiempo, el conteo de espermas es temporalmente reducido.

6. Con las balls en la garganta…

Justo antes de que un hombre eyacula, sus testículos se levantan cerca de su cuerpo y hacen contacto al momento de la eyaculación.

7. Crecimiento de testículos

Durante la excitación sexual, los testículos de un hombre pueden incrementar en tamaño un 50% más. Claro, la mayoría de los hombres están demasiado ocupados  para pensar en otra cosa mientras la sangre trafica rápidamente hacia sus testículos.

Este crecimiento de testículos es temporal, y los testículos regresan a su tamaño normal una vez que la excitación termina.

8. Testículos musculosos

Existen diversos tipos de músculos en esa área que son responsables de mantener los testículos en movimiento. Por ejemplo, el músculo cremáster trabaja como un elevador, provocando que el escroto y los testículos se levanten y bajen.

Otro músculo llamado cartos hace que los testículos estén dentro del escroto.  Este tejido muscular es el mismo responsable de hacer que el escroto tenga una apariencia arrugada.

Cualquier anomalía es importante revisarla con un URÓLOGO, que es uno de los especialistas de esta área.

Cuida tus testículos, porque como los huevos, si se rompen ya no se pueden reparar.

Con información de:

Urología médica Monterrey


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.