¿Es malo tenerlo chiquito?

icon twitterIrvingh Bolaños

Ya sea que lo busques o lo presumas, ¿de verdad importa tanto el tamaño del pene?

Para muchas personas el hecho de ser penetrado por un pene grande es más placentero, incluso se cree que el tamaño determina el rol sexual (si eres activo no lo debes tener chico). Y eso de la medida exacta, ¿de verdad hay que personas tan inseguras que se miden el pene? Supongo que un pene largo compensa otras cosas que se quedan bastante cortas.

Es que el tamaño del pene preocupa al que lo tiene grande porque, de qué sirve que sea tan largo si no lo sabe usar y al que lo tiene pequeño porque hay que “compensar” la medida.

El grosor, el largo, el color, la forma y hasta la textura no van a depender de que tantos ejercicios hagas para mejorar, el pene varía entre la cuestión genética y la raza. Por ejemplo: el pene promedio del latino es de 12 centímetros.

La insatisfacción de muchos hombres con el tamaño de su pene ha incrementado, indirectamente, por la industria del porno que acostumbra usar modelos seleccionados específicamente por estar bien dotados pero en realidad constituyen una minoría (¿por qué creen que venden tanto?).

Además, mucho de lo que se ve en la pantalla no es lo que se ve en realidad. Existen varias técnicas de iluminación y ángulo de cámara que utilizan para proyectar un pene más alargado. ¿Te has fijado que incluso los actores muy velludos tienen depilado o muy corto el vello púbico? Porque también ayuda a lograr este efecto.

Entonces, ¿es malo tenerlo chiquito?

Sí, es malo, pero no para ti, sino para las personas que dejan todo el placer del sexo al tamaño.

En gustos se rompen géneros, hay quienes prefieren sentir como los desgarran, literalmente, hay otros que prefieren un pene promedio para no sentir molestias y quienes, con tal de tener algo de acción (porque también sucede) sólo buscan ser penetrados sin importar si te mide en centímetros o pulgadas.

El problema no es que te importe el tamaño sino que tu autoestima sea de la longitud de tu pene. Si consideras una problemática esta situación existen remedios quirúrgicos que añaden un par de centímetros a tu amiguito pero no a tu autoestima. Los remedios caseros, bombas de vacío, ejercicios y demás no tienen resultados reales y terminan afectando más tu salud psicológica.

Recuerda que el sexo no depende sólo del pene ni hay una regla definida del placer, cada quien sabe lo que le gusta pero como en todos los casos, no es bueno obsesionarse.

Lo que no queda en tela de juicio es que, sin importar la forma o el tamaño, el pene suele ser delicioso.

Nos vemos la próxima sesión.


Un pensamiento en “¿Es malo tenerlo chiquito?”

¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.