MINISERIE: CONTIGO EN LA DISTANCIA – CAPÍTULO 3

el lugar estaba lleno de pétalos, veladoras pequeñas…
 – el lugar estaba lleno de pétalos, veladoras pequeñas… –  

facebook fb icon  Geovanny Trujillo 

La historia  de amor entre Geovanny & Menny llega a su punto perfecto. El cuento continua…

(Ver capítulo anterior…)

Los días tras aquel beso fueron los mejores de toda mi vida, ahora ya no había momento en que no habláramos, o mandáramos algún mensaje al otro. Hasta que por fin decidió dar un paso más.

Día 90

Jueves 2 de abril

Hoy he ido como siempre a la escuela, tenía un examen de teorías de comunicación, al parecer lo pase. Saliendo de clase sonó mi celular y al contestar era él, Menny Monroy.

Tras atender el teléfono me dijo que se encontraba a fuera del plantel, que tenía una sorpresa para mí. Corrí como un niño al ver al señor de los algodones de azúcar, y dicho y hecho, él se encontraba ahí, recargado en un Chevy color rojo. Él vestía de manera espectacular, una camisa color azul, que hacia juego con su pantalón color gris; el brillo de sus zapatos era opaco al de esa miraba que me cautivaba de manera extraordinaria.

Me acerque y me estrecho entre sus brazos, olía magnifico, llevaba puesto el perfume de aquella tarde del café, adoraba ese aroma; no sé exactamente cuánto tiempo fue el que estuve frente a su pecho, pero lo que sabía y tenía claro era que no quería apartarme de él.

-Cierra los ojos- me dijo, saco de mi rostro los lentes y lleve a mi cara ambas manos.

-Ahora ¡ábrelos!- dijo sumamente emocionado.

Al abrir mis ojos no pude contener la sonrisa y una mirada atónita al ver aquel regalo, era un peluche enorme que verdaderamente no entendía como lo había ocultado tan bien.

-¿Y esto a qué se debe?- pregunte mientras abrazaba aquella rana enorme.

-Es el primer regalo de esta tarde, ¿puedes acompañarme por favor? – me contesto con esa sonrisa que tanto amo. Estiro la mano y se la tome con bastante seguridad, subimos al carro y arrancamos sin saber lo que me deparaba.

Hicimos bastante tiempo hasta que comenzó a helar, como si llegáramos a  algún lugar fuera de la ciudad, y así era, estábamos a las afueras de la capital, solo había árboles, tranquilidad y una cabaña.

Bajamos del coche y caminamos a la cabaña, al ingresar, no lo podía creer, la misma estaba completamente adornada y tenía una mesa al centro; había dos platos, un par de copas y cubiertos. Me invito a tomar asiento corriendo hacia atrás la silla, tome asiento y sirvió un poco de vino tinto en la cristalería.

Eran apenas las cuatro de la tarde, así que saco un par de emparedados para poder comer y salir a ver el atardecer; aquello era hermoso, el color del cielo era completamente rojo, el sol entraba a todas partes.

Aun no creía que estuviera ahí con él, ambos abrazados y de vez en cuando un beso se adueñaba del momento. La luna salió e ingresamos de nuevo a la cabaña.

Subí al baño y tarde un poco, hable a casa para avisar que llegaría tarde, lave mis manos y baje por las escaleras de madera. Llegue de nuevo a la mesa y a media luz podría ver una cena para dos en la misma mesa; él estaba ahí, parado con un gran ramo de rosas rojas.

Tome aquel ramo con una enorme sonrisa, me invito a tomar asiento y cenamos deliciosamente. Mi reloj marcaba las 10 de la noche, se levantó y me dio la mano para después decir que lo siguiera…

Salimos al balcón y ahí me esperaba una sorpresa más… el lugar estaba lleno de pétalos, veladoras pequeñas… de una grabadora escuche el clic y un violín comenzó a sonar.

-Bueno, ya hemos pasado casi tres meses y creo que es momento de dar un paso entre nosotros, todo esto es para ti- dijo mientras se hincaba y tomaba de mis manos; el corazón me corrió a mil por hora.

Menciono las palabras mágicas, ¿quieres andar conmigo?… asentí con la cabeza y un beso sello aquella propuesta que duraría por siempre… bueno eso era lo que yo pensaba.

(Continuara…)


2 pensamientos en “MINISERIE: CONTIGO EN LA DISTANCIA – CAPÍTULO 3”

  1. Oh! Dios, no sabia que había tercera parte!!, que hermoso la verdad, una linda historia, te atrapa sin lugar a duda. Estoy ansioso por saber que pasa.

    Saludos.

    Hanz.

¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.