Krokodil: La heroina de los pobres

El contenido mostrado a continuación puede herir la sensibilidad del lector. Se recomienda discreción.

 

icon_instagram icon twitter Humberto Miranda

 

El pasado diciembre la reconocida publicación El Espectador anunciaba que la droga se acercaba a Colombia siguiendo una ruta que comprendía Rusia (lugar de donde es originaria), Estados Unidos y México. Sobre todo resultaba alarmante el hecho de que fuera tan barata, pues un gramo estaría costando entre 2 y 3 dólares, lo que la haría accesible a  un gran número de personas. Ante esta situación, diversas advertencias fueron realizadas por la Corporación Centro de Consultoría del Conflicto Urbano, C-3, de la capital Antioquía.

En esta noticia se anunciaban también los poderosos y espeluznantes efectos de la droga, que han dando lugar a que se conozca a sus consumidores como los “nuevos zombis”. Pero ¿qué es exactamente esta droga? ¿Cuáles son sus efectos secundarios?

En primer lugar nos centraremos en el qué. Krokodil, que en ruso significa cocodrilo, es una droga que está compuesta principalmente por fósforo, codeína, thinner y alcohol aunque no son las únicas sustancias químicas que integra.

El Krokodil es considerado un opiáceo semisintético que se obtiene de la desomorfina y es 10 veces más potente que la propia morfina. Actúa de manera similar a como lo hace la heroína en el cerebro y se fabrica de forma casera. El origen de su nombre tiene que ver con el aspecto en el que deja la piel tras ser inyectada, que de alguna forma tiene similitud con la piel del cocodrilo.

Otro dato a destacar es que comenzó a estar en auge cuando Rusia sufrió escasez de heroína, en 2012, año que coincide con el descenso de la producción de opio en Afganistán. Es decir, krokodil fue un intento de los adictos por encontrar una alternativa ante la falta de heroína.

Sus efectos secundarios son realmente alarmantes pues esta droga provoca un rápido deterioro del organismo desde dentro hacia fuera provocando graves heridas  y pudiendo incluso provocar la muerte de una persona en tan solo dos años de consumo continuado, a diferencia de otras drogas que consumen el organismo y matan en un mayor periodo de tiempo. Según Luis Guillermo Pardo, presidente del C-3, ni los propios ‘combos’ como son referidos en la publicación, que ejercen de forma ilegal un poder territorial en algunas zonas, desean que Krokodil circule por sus territorios así que el tema es más preocupante de lo que parece.

La droga, al introducirse en el organismo, como no puede ser disuelta completamente en el mismo, va produciendo acumulaciones que van desplazándose hacia distintos lugares del cuerpo donde comienzan a dañar los tejidos y a crear horribles heridas. De ahí se entiende que se la conozca como una droga que mata desde dentro. Seguidamente, un vídeo que muestra los efectos descritos anteriormente.

Otros efectos pueden ser trombosis, gangrena en las zonas donde se inyectó la droga, pérdida de miembros, neumonía, fallo hepático, infecciones de la piel que llegan hasta los huesos y cambios en la personalidad, entre otros muchos igual de graves.

Vía: supercurioso.com


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.