¿Cómo reacciona tu cuerpo ante una ruptura?

icon_instagram icon twitter Humberto Miranda

Cualquier ruptura – ya sea el término de un matrimonio “feliz” de siete años, o la relación corta de 6 semanas – puede afectar de una manera sorprendente no solo a tus emociones, sino también a tu cuerpo.

Claro, no todas las rupturas conscientes empujan a las personas a acurrucarse en su cama y llorar junto a un bote de helado sabor ‘Cookies & Cream’, pero muchos lo hacen, por lo que la preocupación que pueden llegar a generar entre la gente que los aprecia conlleva una serie de cambios como no dormir bien, no comer bien, ingerir sustancias nocivas o dejar de cuidar de su aspecto personal.

Pero, ¿qué pasa con las consecuencias para la salud que conlleva la ruptura de una relación, y son agenas al individuo?

A continuación, exploramos siete de estas reacciones fisiológicas que pueden comenzar desde los picos de presión arterial, hasta el “síndrome del corazón roto”.

  1. Tu cerebro registra verdaderamente el dolor, y el echar de menos a tu ex.

No, no es tu imaginación sentir dolor. Un estudio publicado en 2010 en el Journal of Neurophysiology, encontró que cuando se muestra a una persona la fotografía de su ex pareja, el cerebro comienza a activar e inducir dolor físico. Así mismo, otro estudio publicado en 2011 por la Universidad de Columbia, mostró que cuando pasas por una ruptura y sientes que extrañas al “amor de tu vida”, realmente se desatan deseos ansiosos, dañinos para la salud. Las áreas del cerebro que se activan cuando se consume cocaína son idénticas a las que se activan cuando experimentas ansias por tu ex.

Finalmente, un estudio de 2013 publicado en Psychological Science, muestra que el acetaminofén, ingrediente activo en muchos medicamentos que detienen el dolor físico, también detiene el “dolor por rechazo social” a nivel neuronal y de patrones de comportamiento.

¿Gustan un Tylenol?

  1. El cuerpo entra en modo de lucha temporal

Los fenómenos biológicos que se desatan en el cuerpo a niveles hormonales son masivos, el estrés y el cortisol son respuestas a una amenaza o estresante, y se liberan cuando te rompen el corazón. Pero lo que realmente puede hacer más daño no es que se produzcan, sino que se producen de manera repentina y a niveles exagerados. Las consecuencias son de gran alcance, como músculos adoloridos, hinchazón (a causa del cortisol) y aumento en el ritmo cardiaco, causado por la adrenalina segregada.

  1. El sistema digestivo se alenta

Una vez más, el cortisol es el culpable. Desde el primer momento de la ruptura, este desvia la sangre del tracto digestivo; de acuerdo con un estudio publicado en 1994, el estrés puede incluso afectar la distribución de grasa que se ingiere, ya que el cortisol promueve el alentamiento de la distribución de la misma, especialmente en la zona del abdomen.

#NotFunny

  1. Tu piel es más propensa a presentar acné

Claro, todo causa acné en estos días. Pero en un estudio del 2007 publicado por el New York Times, investigadores fueron capaces de controlar los granitos que salen por muchos otros factores (clima, condiciones de humedad, alimentos, etc.) pero demostraron que el acné que se produce por estrés, no puede ser controlado. Las personas que pasaban por una ruptura experimentaban ser 23% más propensos a presentar acné.

  1. El cabello se cae

Seamos claros y concisos, el estrés es una causa importante de pérdida de cabello, y las rupturas a menudo son extremadamente estresantes.

No necesitan hacer una cita en el salón o comprar el mejor tratamiento capilar, simplemente basta con disminuir los niveles de estrés, si es que pueden.

  1. Subidas de presión arterial

No te preocupes demasiado mucho acerca de esto: Como explica la American Heart Association, mientras que “la presión sanguínea puede aumentar temporalmente cuando usted está estresado, el estrés no se ha demostrado que causa presión arterial alta crónica”. Sin embargo, incluso un aumento a corto plazo en la presión arterial puede ser un problema para las personas que ya tienen presión arterial alta, ya que podría empujarlos a lo que se llama una crisis hipertensiva, cuando la presión arterial muy elevada provoca síntomas como dolores de cabeza, falta de aliento, e incluso hemorragias nasales.

  1. El síndrome del “corazón roto”

No, no es broma. La American Heart Association explica que cuando te encuentras estresado, al igual que cuando terminas una relación, puedes presentar este síntoma que agranda temporalmente los ventrículos del corazón, causa palpitaciones y contracciones fuertes. Esta condición se llama técnicamente cardiomiopatía inducida por el estrés, pero se refirió así comúnmente como “síndrome del corazón roto” que, básicamente, cualquier médico sabrá lo que quiere decir si dices eso. ¿Las buenas noticias?

Es una condición tratable y las personas la experimentan solo una vez en la vida, además de ser extremadamente extraña. Si bien, no se ha diagnosticado en Estados Unidos desde 1998, un estudio realizado el año pasado hecho por investigadores japoneses, estima el síndrome de corazón roto con el 2% de personas que presentan problemas coronarios agudos.

¿La mala noticia? El 80% de los casos, lo presentan las mujeres.

Con información de: MarieClaire.com


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.