8 grandes desacuerdos en la historia de los Grammy

  icon_instagram icon twitter Humberto Miranda

Como bien saben, el domingo pasado se llevó a cabo la entrega número 57 de los Grammy, que reconoce y premia a lo mejor de la música a nivel mundial, y sin lugar a duda la alfombra roja y los ganadores dieron mucho de qué hablar. Pero ¿qué pasa cuando el público no está de acuerdo con la lista de ganadores?

A lo largo de los años se ha presentado esta controversia:

2015

Todo el mundo pensó que Beyoncé se autotitularía en la categoría de Álbum Del Año. Y todo el mundo estaba equivocado. Morning Phase de Beck impresionó a los presentes (incluido Beck), por robarse la categoría de honor; y Kanye West nos dejó con la boca abierta cuando “casi” se roba el micrófono, como pasó en los VMAs del 2009, cuando el esposo de Kim Kardashian interrumpio a Taylor Swift.

2014

En la entrega del año pasado, los fans del hip-hop quedaron decepcionados cuando el álbum de Macklemore & Ryan Lewis The Heist derrotó a good kid, m.A.A.d city de Kendrick Lamar en la categoría de Álbum Rap del Año. La confusión fue entendible, ya que The Heist produjo más éxitos y good kid fue reconocido desde su salida al mercado como «una obra de arte».

2012

Comparar a Bon Iver con Nicki Minaj es como comparar manzanas con naranjas. Fue una gran sorpresa cuando el artista indie ganó ante la primera mujer rapera con tanto alcance en años en la categoría de Mejor Artista Nuevo. ¿Por qué ganó Bon Iver? Bueno, los Grammy estaban pasando por una racha de gustos indies

2011

Una decisión poco cuestionable, pero aun así sorpresiva. El público no estaba esperando que The Suburbs interpretado por Arcade Fire, se llevara la estatuilla de Álbum del Año, especialmente porque Teenage Dream de Katy Perry sonaba en todas partes alrededor del mundo. Si bien, casi todos los críticos musicales preferían al grupo de indie rock canadiense, la Academia de Grabación se inclinó hacia la élite contra la decisión popular. Después de todo, Katy Perry tenía en su haber 5 hits número 1 gracias a Teenage Dream, empatando un récord previamente establecido por Michael Jackson.

2011

Fue impresionante cuando Esperanza Spalding ganó en la categoría de Mejor Artista Nuevo en la premiación del 2011. Nos sorprendió por diferentes razones: su primer álbum vio la luz en 2006 y era relativamente desconocida, pero principalmente porque dos de los grandes favoritos (Drake y Justin Bieber) no se hicieron merecedores del reconocimiento. Los otros dos nominados tampoco eran un fiasco: Florence + The Machine y Mumford & Sons.

2010

Use Somebody de Kings of Leon fue un gran éxito dentro de las listas de música rock, pero fue una gran sorpresa cuando se llevó el título de Grabación del Año teniendo como contrincantes a Beyoncé con Halo, a Taylor Swift con You Belong With Me, y a Lady Gaga con Poker Face. Dicho esto, Beyoncé  con Single Ladies (Put a Ring On It)  fue la ganadora de Canción del Año, misma categoría donde se encontraba Use Somebody.

2008

Herbie Hancock es una leyenda en más de un estilo de jazz y ha creado clásicos que escucharemos por mucho, mucho tiempo; pero su álbum de covers en honor a Joni Mitchell, River: The Joni Letters, no forma parte de estos clásicos. A pesar de no ser tan destacado como Back To Black de Amy Winehouse, se llevó el premio de Álbum del Año en el 2008.

1985

Lionel Ritchie generó ventas masivas y permanece en nuestros playlist hasta la fecha con Can’t Slow Down, pero el mismo caso 10 veces mejor podría ser el inmortal Purple Rain de Prince.  Haciendo caso omiso de esta opinión, Ritchie vence a Prince ganando el Álbum del Año para 1985 y enfrentandose a otros 3 GRANDES clásicos como Born In The USA de Bruce Springsteen, Private Dancer de Tina Turner She’s So Unusual de Cyndi Lauper.

No cabe duda que nunca nos vamos a poner de acuerdo, solo nos queda disfrutar la buena música y aprender a perder junto con nuestros artistas preferidos.

Traducido de: Billboard.com


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.