Singapur: La prohibición del sexo gay es constitucional

La Corte Suprema de Singapur ha dictaminado este 29 de octubre que la ley que tipifica como delito las relaciones sexuales entre los hombres es constitucional, en respuesta a dos apelaciones presentadas por tres hombres que denunciaban que esta norma infringía los derechos humanos.
La comunidad LGBT venía solicitando durante los últimos meses que se le reconocieran ciertos derechos, si bien se enfrentaban a una nación tradicionalmente conservadora como es esta república asiática. Este tribunal es el encargado de ratificar la constitucionalidad de las leyes en el país.

Tan Eng Hong por un lado, y la pareja formada por Lim Meng Suang y Kenneth Chee Mun-Leon por otro, fueron los percusores de la iniciativa que buscaba derogar la ley que castiga con penas de hasta dos años de prisión a los hombres que practicasen «actos indecentes graves en público o en privado», y donde incluyen el sexo gay.

Sostienen que esta ley homófoba viola sus derechos a la igualdad, a la vida y a la libertad individual, una postura que la corte no comparte. Esta decisión judicial supone un duro golpe para ellos.

El tribunal señala que la ley, conocida como la Sección 377A del Código Penal, pasó una prueba para determinar si cumple con el derecho constitucional de igualdad, según apunta AP.

«Comprendemos los sentimientos personales profundamente arraigados de los recurrentes, pero no hay nada que este tribunal pueda hacer para ayudarles. Su solución está, en todo caso, en el ámbito legislativo», apunta en relación a la sentencia el juez Andrew Phang Boon Leong, uno de los que han rechazado el recurso.

Tan fue arrestado por mantener sexo oral con otro hombre en un baño público en 2010. Él y su pareja fueron acusados en un principio de acuerdo a la Sección 377A, aunque el fiscal más tarde sustituyó los cargos en virtud de una ley diferente. Lim y Kenneth mantienen una relación desde hace más de 15 años.

M. Ravi, abogado de Tan, sostiene que esta decisión judicial supone un retroceso para los derechos humanos en Singapur. «Esta ley absurda y discriminatoria criminaliza el aspecto central de la identidad de las personas, en este caso, de los hombres homosexuales», expresa en un comunicado. «Esta desigualdad de trato en la ley se basa en el odio por el odio, y la discriminación por la discriminación, y nada más», añade.

La medida no afecta a las relaciones sexuales entre mujeres.

Foto: Edificio Corte Suprema de Singapur

Vía: Ragap.es


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.