Mi ex novio el “buga”

El Closetero

Siempre quise un novio varonil, alguien que cuando anduviéramos por la calle, la gente no nos viera sino como un par de amigos que van a alguna fiesta o algo así. Tuve la oportunidad de experimentarlo y me gustó, porque puedo decir que mi ex era muy de closet, tanto que parecía buga… con todo lo malo que esto significa.

Recuerdo que lo conocí en mi escuela, y nos tardamos en entablar conversación justamente porque, pese a que ambos sospechábamos que el otro era gay, nuestro nivel de closeterismo nos impedía buscar iniciar conversación. Cuando por fin se fue dando la plática me di cuenta que reunía muchas cualidades que a mi siempre me gustaron de un hombre: varonil, discreto, trabajador, hombre de familia, inteligente, le gustaba la música no tan gay, en fin, era muy acorde a mi, por eso luego de unas semanas de salir comenzamos una relación formal.

El primer mes fue muy bueno, el mejor de mi vida sin temor a equivocarme, sin embargo pronto empecé a notar cosas que despertaron el súper celoso que llevo dentro y que, a la postre, fueron mermando nuestra relación.

Estas cosas fueron principalmente relacionadas a mujeres, en específico dos. La primera era una compañera suya del trabajo que le tiraba el pedo muy descaradamente, desde invitarlo de viaje, hasta pagarle (pagarnos para ser sincero) el pedo, a mi incluso me llegó a pedir que le hiciera el paro con mi novio, sin saber ella, obviamente,  de nuestra relación. Si las cosas hubieran quedado ahí, pues cuál problema, lo que a mi me encabronaba realmente era que mi wey le seguía un chingo el pedo, le aceptaba regalos, salidas, incluso le procuraba más que a mi. Recuerdo perfectamente cuando salíamos a algún lugar y yo manejaba, cómo él se la pasaba hablando por teléfono con esta vieja, porque tenía un tino la desgraciada para buscarlo cuando estaba conmigo… Obviamente cuando yo le reclamé por la situación me dijo que no fuera tonto, que cómo se me ocurría que él me sería infiel, y más con una mujer, y más con ella¡si Chucha!, y pues le creí.

Además de ésta compañerita, la segunda mujer me despertaba todavía más celos, y es que resulta que el muy cabrón todavía le hablaba a su ex novia (algo muy común entre la comunidad y de lo que les hablaré más adelante), con quien duró tres años, perdió su virginidad y abortó un hijo… así de blanca palomita era el pelado. Ella también se la pasaba hablándole por Whatsapp y FB chat, lo tenía en gratis y le pagaba cosas; ya se imaginarán ustedes cómo me puse cuando llegó con la noticia que entraría al gimnasio con ella, porque la muchacha vivía sola en su casa y no quería ir sola, y peor aún cuando, se salieron del mentado gym para mejor entrenar a diario en la casa de ella; lo peor fue cuando en pleno 14 de febrero, este cabrón llegó tarde a nuestra cena porque primero fue a casa de su ex novia a dejarle un detallito por el día… y yo como pendejo esperándolo, haciendo gala de mis dotes de mujer abnegada de telenovela mexicana.

Realmente nunca supe, ni quise saber, si me engañó con alguna de ellas, lo que si supe es que me engañó con un cabrón (mínimo jajaja) historia que ya les platiqué en un relato anterior, pero el hecho de que se hayan acostado o no, no mitiga en nada toda la mezcla de sentimientos y emociones que me causaba la heterosexualidad de mi entonces novio, por lo que luego de platicarles toda mi historia quiero pedirles, en una sola frase a todos mis lectores de closet que, como mi ex, aún anden de bugas ante el mundo:

¡NO SEAN CABRONES!

No confundan el ser varoniles con el andar de cabrones ilusionando mujeres. Es muy válido querer ser bisexual, pero no engañando a dos personas al mismo tiempo; es muy válido querer explorar ampliamente la sexualidad, pero no exponiendo a tus parejas a infecciones o enfermedades; es muy válido también querer intentar ser heterosexual, pero no a costa de una relación gay; y también es muy válido querer ser discreto, pero no llevando el papel de buga a la práctica tan efectiva, porque lo único que harán será debilitar la confianza en su relación y dañar a las personas que los rodean.

Así que, encarecidamente se los pido, dentro de su lista cualidades del hombre perfecto, al lado de donde tengan Que sea varonil agreguen la leyenda PERO QUE NO SE CREA BUGA. Esa leyenda y su aplicación efectiva les ahorrará muchos dolores de cabeza.

Agradezco sus comentarios y sugerencias aquí en la página o al correo hola@regiogay.com


Un pensamiento en “Mi ex novio el “buga””

¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.