Apatía política

Hola amigos de RegioGay. Como en los lunes anteriores, me complace compartir con ustedes las vivencias que, como cabeza de este equipo, me toca vivir en el funcionamiento diario de nuestro colectivo. Esta semana, además de presumirles que seguimos llegando cada vez a más gente, les quiero adelantar que hemos concretado una alianza para patrocinar un evento altruista del que les estaremos platicando más adelante. 

Sin embargo, les quiero contar de una decepción que tuve esta semana. Desde que advertí este proyecto, me propuse utilizarlo como un medio de información que acercara a nuestra comunidad más cercana, la de Nuevo León, al interés por la política y los asuntos que realmente pueden transformar nuestro estilo de vida. Este interés quedó plasmado en nuestros valores, en Orientar y Unificar.

Bajo este instinto publicamos el viernes un análisis sobre la encuesta de El Norte sobre quién pinta como favorito para ser gobernador de Nuevo León, artículo que replicamos en Instagram. Ya se imaginarán el resultado; un muy pequeño interés en el tema, reflejado en interacciones y visitas a la página.

En lo personal, más que decepcionarme, me frustra. Todos sabemos que los políticos nos ven, a los ciudadanos en general, únicamente como votos, y cuando un grupo determinado condiciona su voto colectivo a favor de tal cosa, la hacen apenas llegan al Gobierno, en un contubernio que ha sido amparado durante décadas en el país. A forma más simple, si los vecinos de una calle quieren un bordo, le ofrecen al candidato sus votos en conjunto a cambio que lo haga cuando gane.

Ahora bien, si nuestra comunidad no está, ya no informada, sino mínimamente interesada en la política local, ¿cuándo y cómo podremos conquistar los logros sociales que goza el DF? Mientras nuestra comunidad no logre interesarse por la política jamás podremos ofrecer nuestro apoyo hacia un candidato determinado a cambio del reconocimiento pleno de nuestros derechos y lo peor es nuestros políticos lo saben, por eso su ambigüedad ante nuestras exigencias.

Afortunadamente, aún estamos a tiempo. Tenemos un año para unificarnos, para actuar en conjunto y exigir posturas claras hacia los temas que a nosotros nos interesan, pero el primer paso, sin duda es informarnos. No seamos candiles de la calle, gritando y desgarrándonos las vestiduras ante los atropellos diarios que sufrimos, mientras somos oscuridad de nuestra casa desinteresándonos por la política y únicamente estar preocupados por si Margarita cierra el antro a las 2 o a las 4.  La política nos llama, y RegioGay estará ahí, informando y educando sobre la forma de saber ser ciudadanos ante todo, siendo, también políticamente, tu punto de encuentro.

¡Hasta el próximo lunes!


¿Tú qué opinas? Déjanos tus comentarios.